CLOUD | Artículos | 24 SEP 2011

Presente y futuro del cloud computing

CIO

En dos conferencias celebradas este año, los asistentes tuvieron la oportunidad de conocer el estado actual del cloud computing en el mundo real y lo que los expertos esperan sobre su futuro.

Una de estas conferencias es “The Business of Cloud Computing”, patrocinada por Open Events. Se trató de un evento relativamente modesto, pero consiguió aportar la perspectiva del usuario final sobre el cloud computing. La segunda, Structure 2011, convocada por GigaOM, se adentró en el previsible futuro de las TI y las implicaciones que en él tendrá el cloud computing.

De los dos eventos cabe extraer la conclusión de que el cloud computing se está infiltrando en los departamentos de TI y en las empresas en general, a menudo sin una aprobación ni una estrategia “oficiales”.

El negocio del cloud computing: los CIO comparten éxitos

Steve Phillipot, CIO de Amylin Pharmaceuticals, realizó una de las presentaciones de “The Business of Cloud Computing”. Durante los pasados dos años aproximadamente, su organización ha cambiado por completo la forma de hacer negocios, en gran medida por algunas limitaciones, derivadas del endurecimiento de su entorno de negocio y la saturación de sus centros de datos. Para hacer frente a esta situación, Amylin está actualmente trasladando toda su informática fuera de su data center para llevarla a un proveedor de colocación.

Al mismo tiempo, la compañía está reevaluando los requerimientos de despliegue de sus aplicaciones, distinguiendo las aplicaciones no críticas como candidatas para su migración al software como servicio (Saas) de las aplicaciones estratégicas, como aquellas que requieren recursos TI significativos, que serán mantenidas internamente. Además, Amylin ha implementado un riguroso modelo financiero con el propósito de evaluar sus opciones de despliegue. Y asegura haber llegado a la conclusión de que las aplicaciones hospedadas en clouds públicas de proveedores externos le permitirán ahorrar, como media, entre un 30 y un 50%.

cloud computingJoel Manfredo, CIO del Condado de Orange (Estados Unidos), realizó en la misma conferencia una presentación centrada en green IT y en lo que los departamentos de TI necesitarán hacer al respecto en el futuro. Según su presentación, mientras que los principales centros de datos cloud operan a niveles de alrededor de 1,2 PUE (Power Usage Effectiveness), la media de los centros de datos corporativos se sitúa en un PUE del 2,5. Por lo que respecta al centro de datos de la organización para la que trabaja Manfredo, se encuentra actualmente en un PUE de 1,77. En cualquier caso, la energía representa tan sólo un 25% del total de los costes de un centro de datos, mientras que su administración acapara alrededor del 50% de los mismos.

Por otra parte, un tema recurrente en la conferencia de usuarios finales Business of Cloud Computing fue la continua batalla por conseguir los necesarios recursos financieros. Uno de los participantes, que trabaja para una compañía de productos de consumo altamente rentable, aseguró que su solicitud de renovación de los sistemas de sobremesa con 15 o más años de servicio fue rechazada con la respuesta: “si aún funcionan, probablemente sean lo suficientemente buenos para durar otro año”. Resulta interesante contrastar esta situación con la de Phillipot, que consiguió suficientes recursos para invertir con el propósito final de reducir el gasto total.

El futuro del cloud computing: Structure 2011

En contraste con el análisis de la situación actual del cloud computing, Structure 2011 pretendía dar una perspectiva sobre la previsible evolución de estos entornos en el futuro. Los desarrollos en cloud computing, y, lo que es más importante, en aplicaciones basadas en cloud, son impresionantes. Las presentaciones de varios proveedores de servicios cloud indican que estas compañías están preparándose para un futuro en el que jugarán un papel predominante en los despliegues de TI. Varias startups de pequeño tamaño describieron enfoques de la informática que prometen un cambio radical en el desarrollo y la configuración de aplicaciones.

Werner Vogels, CTO de Amazon, citó un par de hechos interesantes durante su ponencia. El primero de ellos es que el servicio de almacenamiento S3 de Amazon Web Services (AWS) contaba a finales del primer trimestre de 2011, 339.000 millones de objetos, frente a los 212.000 millones que contenía a finales del cuarto trimestre de 2010, lo que supone un crecimiento del 29% en solo tres meses. Esto puede llegar a representar un ritmo de crecimiento anual compuesto del 176%, que, teniendo en cuenta de las grandes cifras de las que se habla, resulta impresionante. Es obvio que las empresas están empezando a convertir S3 en la unidad de almacenamiento externo mayor del mundo.

El segundo hecho especialmente destacable expuesto por Vogels es que durante noviembre de 2010, Amazon.com realizó la transición completa de su nivel de servidores web a AWS. La capacidad de AWS para soportar la enorme cantidad de carga de Amazon durante la temporada de compras navideñas, dejó clara su preparación para asumir enormes cargas de aplicación; no debemos olvidar que Amazon es, de lejos, el mayor minorista online del mundo. Es más, dado que AWS fue capaz de asimilar toda la carga generada por la temporada de compras en Amazon.com sin perjuicio para el servicio proporcionado al resto de los usuarios de su plataforma de cloud computing demuestra la infraestructura de que dispone.

Impacto en los departamentos de TI

En cuanto al impacto del cloud computing sobre las organizaciones de TI, en uno de los paneles, dedicado a las operaciones de desarrollo, se describió el asunto como un cambio cultural, principalmente en las relaciones entre los desarrolladores de aplicaciones y los administradores de infraestructuras.

Muchas de las tareas de operaciones tradicionalmente implementadas por los administradores pasan a basarse en políticas y código de automatización, de forma que cuando una aplicación está en producción, puede responder automáticamente a condiciones cambiantes.

Este cambio tiene a su vez como efecto otro en la relación entre el desarrollo y las operaciones, que da lugar a unas aplicaciones más ágiles, robustas, escalables, y, sobre todo, menos costosas de operar. Un punto importante es que las apl

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información