Finanzas | Noticias | 13 JUN 2014

El Gobierno facilita la tramitación de facturas electrónicas

Las empresas deberán facturar a la Administración General del Estado a través de la plataforma digital FACe a partir del 15 de enero. La sustitución de las facturas implica un ahorro en tiempo del 80% y de 3,48 euros por unidad.
Factura electrónica
ComputerWorld

La obligatoriedad de presentar las facturas de manera digital está a la vuelta de la esquina y para impulsar esta medida y ayudar a las empresas a estar preparadas, el Gobierno ha iniciado una campaña de difusión sobre factura electrónica, que se abrió con una jornada informativa en la Cámara de Comercio de Madrid. La sesión contó con la participación del director general de Red.es, César Miralles; la directora general de Modernización Administrativa, Procedimientos e Impulso de la Administración Electrónica, María Ester Arizmendi, y el presidente de la Comisión de Innovación y Nuevas Tecnologías de la Cámara de Comercio de Madrid, D. Alfonso Carcasona, entre otros.

 

La implantación de la factura electrónica ofrece claras ventajas económicas y de gestión. Por un lado, se acortan los ciclos de tramitación, incluido el cobro, y se eliminan los costes de papel, impresión y envío postal, con el consiguiente beneficio para el medio ambiente. Además, se facilita un acceso más rápido y fácil a las facturas almacenadas, se reduce de forma drástica el espacio de archivo que requiere su almacenamiento y se mejora el servicio al cliente.

 

Además, facilita la lucha contra el fraude; incluye el proceso de facturación en los sistemas informáticos empresariales, mejorando su gestión, y, sobre todo, contribuye a la modernización de la economía y el desarrollo de la sociedad de la información. En este sentido, el gobierno danés realizó en 2003 un estudio previo a la implantación de la factura electrónica, que determinó que ésta hace posible una reducción del 80% en los tiempos de tramitación. En el caso del papel, cada factura implica un tiempo de trabajo de 17 minutos, mientras que el formato electrónico reduce el periodo a sólo 3 minutos, y eso en caso de que el proceso no haya sido automatizado.

 

Los ahorros por factura electrónica, según recoge el Plan AVANZA, son también considerables y pueden estimarse en 3,48 euros por unidad. Se distribuyen en 0,70 euros para la entidad emisora y 2,78 para la administración receptora.

 

Todas las facturas que se presenten a la AGE se tramitarán únicamente a través del Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas (FACe), una plataforma 'online' que permite presentar cargos ante cualquier órgano estatal y ante las múltiples administraciones regionales y locales que se están adhiriendo a este sistema. Además del envío, la plataforma digital permite a las empresas consultar el estado de sus facturas, localizar los códigos de identificación del organismo receptor, obtener ayuda y descargar el programa informático gratuito que facilita la conexión automática con FACe.

 

La puesta en marcha del Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas va acompañado de una campaña de difusión que, además de otras jornadas destinadas a empresas, implicará la distribución de folletos informativos de FACe por distintos puntos del país, así como la difusión de un tutorial y un video divulgativo sobre factura electrónica.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información