Finanzas | Noticias | 21 SEP 2017

España está por encima de la media (77%) en operaciones bancarias y pagos a través del móvil

Los Millennials son los principales promotores del uso del Dinero Móvil, ya que el 86 % de estos en España y Europa realizan operaciones bancarias, transferencias o controlan su saldo desde sus dispositivos.
visado
Redacción CIO

 

La aceptación de los dispositivos móviles para gestionar dinero, realizar operaciones bancarias y efectuar pagos es mayor que nunca. Esta es una de las principales conclusiones del estudio anual de Pagos Digitales 2017 realizado por Visa, en el que se revela que el 77 % de los españoles utilizan sus dispositivos móviles para controlar sus finanzas y realizar pagos cotidianos como recibos, aparcamientos o salidas de ocio. Este dato sitúa a España por encima de la media de los países del oeste de Europa (72 %). El informe evalúa el comportamiento del consumidor en torno a los pagos digitales, desde aquellos que se producen sin contacto físico (contactless) hasta las compras online, así como su actitud en cuanto a la privacidad y la seguridad.

En España el uso del dinero móvil crece más rápido que en Europa

El creciente número de opciones de pago digital a través de dispositivos móviles está animando a los consumidores a buscar una solución de Dinero Móvil que se adapte a su estilo de vida. El informe de Visa revela que el 62 % de los europeos y prácticamente el mismo porcentaje de españoles (63 %) comprueban su saldo o acceden a otros servicios a través de una app bancaria. En 2015, solo el 29 % de los encuestados europeos disponía de una aplicación móvil bancaria y solo el 7 % utilizaban una app para gestionar su dinero.

Por otra parte, el informe señala que más del 83 % de los consumidores españoles han utilizado una cartera digital (por ejemplo, PayPal), un sistema de pago de Card on File (en el que los sitios web almacenan los detalles de pago del usuario) o un servicio de pago móvil. Este porcentaje está muy por encima de la media europea, que se sitúa en el 68%.

Los consumidores cada vez se sienten más seguros a la hora de realizar transacciones a través de sus dispositivos móviles. Más de la mitad de los españoles (52 %) utilizan un dispositivo móvil para comprar online, frente al 48% de los europeos, mientras que se reduce cada vez más el uso de ordenadores de sobremesa o portátiles.

El 42 % de los españoles utilizan un smartphone o tableta para enviar dinero a sus familiares y amigos, en línea con sus homólogos europeos (45 %).

Los Millennials tiran del carro

En cuanto a la adopción de los pagos digitales, son los Millennials los que lideran el camino. Así, el 86 % de los encuestados españoles de entre 18 y 34 años se autodefinen como “Usuarios de Dinero Móvil”, el mismo porcentaje que el conjunto de los europeos. El 93% de los consumidores españoles espera convertirse en un usuario de Dinero Móvil en los próximos tres años, al igual que el 92 % de los europeos.

·Los Millennials son más propensos a utilizar la banca móvil, un 69% frente al 63 % de la media española. También lideran la población cuando se trata de utilizar dispositivos móviles para transferir dinero a familiares y amigos. Un 55 % lo usan para esta tarea, frente al 42 % de la media española.

Menos preocupación por la seguridad y la privacidad

Uno de los factores clave de crecimiento de los pagos digitales es el mayor nivel de comodidad con la tecnología móvil. Las inquietudes sobre la privacidad han disminuido entre los consumidores españoles y europeos, del 51 % en 2016 al 46 % hoy en día, mientras la preocupación por la seguridad ha descendido aún más entre los europeos, de un 65 % en 2015 al 59% hoy en día. (En España, esta cifra se sitúa en el 55 %).

Crece la popularidad biométrica

La utilización de datos biométricos como método de autenticación crece en popularidad. Un 84 % de los consumidores europeos expresan su confianza en este tipo de medidas como una forma segura de autenticación. En España este porcentaje es aún mayor (87 %), lo que representa un crecimiento muy significativo con respecto a 2016 (51 %).

En el conjunto de Europa, los Baby Boomers y los Millennials son los dos colectivos que mayor confianza expresan (87 % y 84 % respectivamente. El reconocimiento por el iris y las huellas dactilares se perciben como las formas más seguras de autenticación biométrica entre los consumidores españoles y europeos (79 % en ambos casos).

Reservas con los datos personales

A pesar de la percepción de que se comparte en exceso aspectos de la vida personal a través de las redes sociales, los consumidores marcan una línea clara cuando se trata de datos personales como la tarjeta de pago o la información bancaria. Los familiares obtienen el ratio más alto de confianza entre los consumidores españoles, con un 47 %, seguidos por los bancos (40 %) y la administración pública (37 %).

El 82 % de los encuestados españoles expresaron su malestar a la hora de compartir datos personales sensibles con las redes sociales; concretamente cerca de dos tercios (64 %) declararan no sentirse cómodos compartiendo los detalles bancarios o de la tarjeta de pago con las redes sociales. Mientras el 73 % de los encuestados españoles expresaron sentirse cómodos compartiendo sus datos biométricos con los bancos y el 72 % con la administración pública, frente al 63 % y el 62 % del conjunto de los europeos, respectivamente.

En España las redes sociales generan mayor desconfianza: más de la mitad de los españoles (53 %) no se sentirían cómodos compartiendo sus datos biométricos con estas plataformas, frente al 58 % de los europeos.

Mayor aceptación de pagos digitales

Los comerciantes europeos están instalando de forma creciente nuevas tecnologías de pago tanto a través de tarjeta como de dispositivos móviles (NFC). En Europa, las cinco primeras categorías de comerciantes que aceptan pagos móviles son los restaurantes, supermercados, medios de transporte, las tiendas de conveniencia de alimentación y bebidas, así como los establecimientos de ocio y entretenimiento.

A la hora de utilizar el móvil para realizar una compra, los consumidores europeos gastan una media de 9 € en una tienda física, frente a los 38 € online. En los viajes al extranjero, los europeos han utilizado su dispositivo móvil para realizar compras en 103 países alrededor del mundo, lo que demuestra que la gente se siente segura utilizando sus móviles y tabletas cuando realiza compras en otro país.

[i]Dinero Móvil se refiere al uso de un smartphone, tableta, o wearable para gestionar dinero o hacer pagos en persona, online o a través de una app

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información