Finanzas | Noticias | 10 NOV 2015

La formación continua, elemento clave para los directivos

El haber llegado al puesto más alto de una empresa u organización no elimina la necesidad de renovación de las aptitudes y aprendizaje, que aumenten y mejoren las capacidades del directivo.
toma de deciones
CIO España

Con frecuencia los miembros del Consejo de Administración de las empresas no tienen la formación adecuada al haber empezado en puestos relacionados con las ventas, operaciones o marketing, y necesitan adquirir mayores conocimientos en áreas como la economía o la gestión de negocio.

¿Qué puede facilitar el aprendizaje? Desde Hays, Noelia de Lucas (directora comercial), considera que la formación especializada puede ayudar a las empresas a resolver con éxito las demandas de ‘la sala de juntas’ y las exigentes responsabilidades a las que se enfrentan.

Y es que  el aprendizaje nunca deja de aportar valor, sea cual sea el puesto. En los últimos años hemos asistido a quiebras empresariales que han acabado con marcas con décadas de antigüedad o a su fracaso al intentar encontrar un hueco en nuevos mercados. “Para evitarlo hace falta que los directivos tengan una gran amplitud de conocimientos, experiencias y habilidades estratégicas, que son importantes no solo para el éxito financiero presente de la empresa sino también para salvaguardar los puestos de trabajo de las personas que trabajan para ellos. Los directivos tienen que reservar tiempo para su propio desarrollo profesional, entre otros motivos, porque se lo deben al personal que está a su cargo”, ha comentado Lucas.

En cada país y cada mercado cambian los frenos y contrapesos necesarios para llegar a lo más alto del organigrama “pero sí hay unos conocimientos y habilidades básicas que deben tener para lograr el éxito”. Aparte de la comprensión básica de la gestión financiera y de cómo hacer crecer y gestionar el negocio, "los directores deben contar con fuertes capacidades para dirigir, crear equipos y conseguir las máximas sinergias”, ha indicado Lucas.

Tampoco hay que olvidar la importancia de las habilidades sociales. “Para escuchar, para opinar y para tomar decisiones que logren el apoyo y la confianza del equipo. Los directores también deben aprender a caminar por ‘la tierra’, comunicarse con el personal y estar en contacto con personas clave”, finaliza.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información