Finanzas | Noticias | 27 ABR 2015

Para competir con Silicon Valley, las startups europeas tienen que crecer rápidamente

Si las compañías tecnológicas europeas quieren crecer, deberían internacionalizarse desde el principio, dice el COO de BlaBlaCar.
Tecnologia_puzzle
Loek Essers, IDG News Service

Europea todavía no tiene gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Amazon, pero parece que las cosas están cambiando lentamente. No obstante, si las compañías europeas quieren competir con el Silicon Valley, tienen que empezar pensando de forma internacional desde el principio, afirma el COO de BlaBlaCar, Nicolas Brusson.

 

BlaBlaCar es la startup francesa de viajes compartidos en coche. Tiene más de 20 millones de usuarios y está activa en 18 países, donde sus usuarios pueden ofrecer asientos vacíos en sus coches para un viaje a cambio de un precio, permitiéndoles ahorrar costes a la vez que otros pueden obtener un viaje relativamente barato.

 

Brusson, que pasó años en Silicon Valley y trabajó inversor en capital riesgo antes de cofundar BlaBlaCar, es responsable del crecimiento internacional de la compañía. En una conferencia el jueves pasado en Amsterdam, ofreció a sus colegas emprendedores europeos algunas pistas de cómo convertirse en grandes empresas.

 

Lo primero, las startups europeas tienen que comprender que tienen que utilizar un modelo diferente de escala que las compañías americanas, dijo Brusson. Los Estados Unidos es un gran mercado unificado, con un único idioma y cultura, lo que permite a las compañías crecer antes de que tengan que pensar en la expansión internacional, afirmó.

 

“En Europa eso no funciona”, dijo, porque Francia, Alemania, el Reino Unido y otros países son demasiado pequeños para enfocarse en un solo mercado. “Si defines que ese es tu mercado, no vas a ser nunca una gran compañía”.

 

El rápido crecimiento internacional funcionó para BlaBlaCar. La compañía definió su mercado como Europa y empezó enfocándose en Europa como un mercado unificado aunque no lo sea.

El plan ayudó a conseguir mayores inversiones que si BlaBlaCar se hubiera focalizado sólo en Francia como mercado, añadió.

 

Como parte de esa estrategia de expansión rápida, BlaBlaCar adquirió otras startups europeas que estaban ofreciendo servicios similares en Italia, Alemania, Polonia y Ucrania, dijo Brusson. Estas adquisiciones animaron a emprendedores entusiastas, que conocían los mercados locales, a unirse a la compañía.

 

¿Pero por qué debería nadie preocuparse de si Europa tiene grandes compañías tecnológicas? “La realidad es que es muy arriesgado ser un pez pequeño”, dijo Brusson. Si las startups europeas siguen siendo adquiridas por compañías de fuera de Europa, no habrá un ecosistema sostenible de startups, lo que es malo para la economía.

 

Las buenas noticias es que el pescado en Europa es cada vez mayor, con compañías como Spotify, Skype, JustEat y la compañía de pagos Adyen convirtiéndose en grandes compañías en sus áreas de actividad, dijo Brusson. Las startups europeas que quieran hacer lo mismo deben tener la misma mentalidad internacional que estas compañías, afirmó.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información