Finanzas | Artículos | 13 JUN 2014

Transformación digital para la supervivencia

Las TIC están facilitando el cambio hacia nuevos modelos de negocio más eficientes y productivos.
transformacion tren dinero
P.S.-

Las nuevas generaciones de tecnologías de la Información abren hoy a las empresas la oportunidad de cambiar sus modelos productivos hacia mayores niveles de competitividad. Este proceso de transformación digital, del que la crisis económica ha supuesto tanto un factor dinamizador en algunos casos en busca de la supervivencia como un freno a su adopción por falta de financiación en otros, se apoya en la innovación para cambiar todas las estructuras y operaciones de las compañías. En este viaje hacia la empresa digital la movilidad, Big Data, cloud computing y social business conforman lo que IDC llama la ‘tercera plataforma tecnológica’, sobre la que está brotando un nuevo entorno empresarial y nuevos modelos de negocio.

 

“Las TI están entrando gradualmente en todos los productos y procesos transformando además los modelos de negocio y orientándolos cada vez más a servicio”, asegura Alberto Bellé, Research manager de IDC España. “Este fenómeno conlleva un proceso de digitalización que convierte a los negocios de forma natural en negocios de conocimiento, en los que todo es medible y analizable. El primer resultado del cambio se está viendo en el cliente, que ahora tiene acceso inmediato a la información de producto, y mucho mayor poder y control sobre el proceso comercial. El segundo, en la democratización del acceso de la tecnología por parte de todo tipo de negocios permitiendo a los actores pequeños pensar y jugar en grande. Los que sean más ágiles y sepan crear nuevos productos, así como dar una experiencia de calidad al nuevo cliente, crecerán muy por encima de los demás. Innovar hacia fuera no será suficiente. Muchos tendrán que empezar innovando por dentro”.

 

Factores de éxito

La transformación digital de las organizaciones será una condición imprescindible para seguir siendo competitivos. Así lo considera Carmen García García, responsable de Transformación Digital de IBM España, para quien el éxito de esta aventura dependerá de la externalización de las funciones de negocio que no sean diferenciales para la organización, la adopción de la analítica social y el impulso a la creación de escenarios digitales. “Para ello se ha de aceptar a los nativos digitales, internalizar la influencia del consumidor y nombrar promotores digitales. En aquellos casos en los que el cuerpo directivo tenga problemas para aceptar los nuevos imperativos, habría que considerar el nombramiento de un director digital con  el cometido de influir en la estrategia e instruir a los demás ejecutivos. La empresa debe otorgarle una autoridad real”. Por último, la innovación y la experimentación continua también son para Carmen García condiciones imprescindibles para asumir con éxito la transformación digital.

 

Para que las TI se conviertan realmente en motor de crecimiento y eficiencia se han de encontrar nuevas y mejores formas de transformar, conectar, informar y proteger las organizaciones. Según Pedro Fernández de Córdoba, Marketing Manager de Dell España, “las empresas deben acelerar la transición a una infraestructura de centro de datos más moderna, con mayor uso de la virtualización, la convergencia y las tecnologías cloud. Asimismo, han de conectar la fuerza de trabajo para lograr una mayor productividad: cada vez más trabajadores son móviles, trabajan a distancia y utilizan sus propios dispositivos personales para conectarse a los recursos corporativos. Por otra parte, es fundamental convertir en conocimiento los volúmenes crecientes de datos procedentes de cada vez más fuentes”. Finalmente, Pedro Fernández de Córdoba cita la necesidad de “protegerlo todo, desde el dispositivo a la nube: los riesgos son mayores que nunca”.

 

El poder del cliente

Según el estudio ‘Embracing Digital Technology: A New Strategic Imperative’, realizado por Cagpemini en colaboración con el MIT; un 81% de los 1.500 ejecutivos encuestados afirman tener la convicción de que  la tecnología digital proporcionará a su compañía una ventaja competitiva, comenta Ramón Álvarez, vicepresidente y responsable de Digital Customer Experience de Capgemini. “Pese a ello, en muchos casos esta nueva estrategia de negocio centrada en la innovación y transformación choca con el ritmo de los cambios en las organizaciones, demasiado lento para un 63%. El conflicto de prioridades y la falta de competencia digitales son otros importantes desafíos que ralentizan el proceso de digitalización. Sin embargo, parece cada vez más patente la necesidad de integrar las capacidades digitales en los clientes como medio para impulsar el negocio, un reto que ha obligado a las empresas de servicios a transformar su oferta como alternativa a los tradicionales contratos de mantenimiento de aplicaciones o a los proyectos de integración de sistemas”.

 

Garantizar a un cliente cada vez más exigente una óptima experiencia digital añade presión a las empresas, que se ven obligadas a desplegar y automatizar aplicaciones en múltiples entornos de forma rápida y segura si desean conseguir un valor real para el negocio. “Hoy las compañías siguen enfrentándose a los mismos desafíos de siempre en cuanto a rendimiento, seguridad y fiabilidad, pero ahora deben tener en cuenta también los nuevos entornos, como cloud computing, manteniendo la consistencia y la coherencia entre ellos, asegura Ricardo Maté, director general de F5 Networks. “Para soportar esta realidad, la capacidad de escalar los servicios de forma masiva, flexibilizar los recursos y ser capaces de trabajar con plataformas tanto abiertas como propietarias es algo innegociable. Las nuevas soluciones tecnológicas deben ser capaces de ello sin añadir complejidad y sin que su implantación afecte al rendimiento o a la seguridad”.

 

El valor de la movilidad

Pedro Soldado, director general de Micro Focus Iberia y Latinoamérica, destaca el valor transformador de la movilidad, al que ninguna empresa debe renunciar, con independencia de la naturaleza de las tecnologías en las que se apoyan sus aplicaciones críticas de negocio. Es el caso de las que siguen utilizando Cobol, “cuya vigencia se justifica en su excelencia, consistencia y fiabilidad y en el gran número de organizaciones que utilizan aplicaciones desarrolladas con este lenguaje de programación vitales para su actividad. La modernización de estas aplicaciones permite disfrutar los beneficios de la movilidad protegiendo las inversiones y salvaguardando el conocimiento del negocio. En paralelo, hay que abordar el ciclo de vida de las aplicaciones móviles creando modelos de cadena de suministro que, además de garantizar la calidad de los desarrollos en un entorno móvil, mejore su flexibilidad, acelerando y automatizando los procesos de desarrollo, testing y despliegue para ser así mucho más competitivos”.

 

La movilidad permite ampliar los límites físicos de las oficinas y pone en manos de los empleados un amplio catálogo de dispositivos que les ayudan a mejorar la productividad. Esta ventaja supone una expansión y democratización de la tecnología que ha facilitado la aparición de fenómenos como BYOD, señala David Alonso, responsable de B2B de Samsung. Asegurar la información de la compañía en estos entornos de movilidad es fundamental para el negocio. “En Samsung queremos posicionarnos como una compañía que busca asegurar la confidencialidad de lo más preciado para las compañías: su información. Y para lograrlo ofrecemos una completa solución de seguridad que divide el uso del terminal móvil en dos partes (personal y profesional), evitando la fuga de datos y que caigan en manos equivocadas. En definitiva, las empresas deben rodearse de las mejores herramientas y soluciones tecnológicas pero de una manera fiable, controlada, segura y que contribuya a aumentar la comodidad de sus empleados”.

 

“A medida que la conectividad global gana importancia, las TIC (incluyendo banda ancha móvil, Cloud Computing, Big Data, Internet de las Cosas y redes sociales) incrementan su papel transformador y protagonista en el desarrollo tecnológico de los próximos años”. Tal es la visión de Carlos Delso, director de Ventas de Huawei Enterprise. “En su opinión, las organizaciones innovadoras crean algo nuevo, diferente y transforman sus estructuras hacia nuevos niveles de eficiencia y productividad. Espacio y ahorro son los principales beneficios que buscan y en Huawei Enterprise creemos que la movilidad es necesaria para que alcancen unos niveles óptimos de rendimiento y operatividad. Seguimos trabajando para promover mayores ventajas y mayor libertad en las comunicaciones, así como para compartir ideas que impulsen la evolución de la tecnología”.

Para Ana Isabel Hernández, directora de Marketing y Comunicación de Truphone, “la búsqueda de oportunidades más allá de nuestras fronteras como palanca para la recuperación económica y la nueva dimensión que Internet ha abierto en el comercio exterior” impulsan la adopción de la movilidad. Según un estudio realizado en enero de 2014 por GFK para Truphone, el 100% de los ejecutivos internacionales lleva de viaje su smartphone, al que se suman el portátil (81%) y el tablet (52%). “Sin embargo, los ejecutivos se ven obligados a limitar su utilización en sus viajes internacionales para evitar incurrir en costes no planificados limitando así su productividad y las oportunidades de negocio”. Para evitar estas ineficiencias Truphone ofrece una solución que proporciona un amplio paquete de minutos, SMS y datos que pueden utilizarse en 66 países, que concentran el 82% de las exportaciones españolas por facturación.

 

Escalabilidad y flexibilidad en cloud

Si la movilidad es hoy una de las grandes tendencias transformadoras de los negocios, también lo es cloud computing, que facilita la adopción de nuevos modelos de adquisición, gestión y suministro de tecnologías y servicios más flexibles y escalables. Para Diego Cabezudo, CEO de Gigas, “cloud hosting es la alternativa a los sistemas tradicionales de adquisición de hardware, y sus consecuentes largos plazos para el aprovisionamiento e implementación de los equipos. Pasamos de la inversión de miles de euros en compras a un servicio bajo un sistema de pago por uso: convertimos los costes de capital en gastos operacionales. El cliente optimiza el gasto al pagar por las capacidades realmente empleadas con total escalabilidad. Además, la tecnología cloud hosting supone hasta un 40% de ahorro de costes frente a los sistemas tradicionales. Esto se consigue, además de por lo ya comentado, como consecuencia de otros beneficiosinherentes del cloud, como la alta disponibilidad. La tecnología cloud ayuda a ser más eficientes y más ágiles en un entorno cada vez más dinámico y competitivo”.

 

Y a nuevas ventajas, nuevos riesgos. También el enfoque de seguridad de las organizaciones cambia con la transformación digital.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información