GOBIERNO TI | Noticias | 29 SEP 2016

Mainframe y caza de brujas

Al mismo tiempo que compañías tecnológicas como Google o Facebook siguen la senda de la informática distribuida, las grandes corporaciones del mundo son conscientes de que algunas tareas -'simplemente'- se ejecutan mejor sobre entornos mainframe.
IBM lanza z13s, un mainframe centrado en la seguridad y nube híbrida
Veronique Dufour, responsable del negocio de Compuware en el Sur de Europa

Organizaciones con altos volúmenes de transacciones (entidades financieras, aseguradoras, empresas de telecomunicaciones, grandes distribuidoras) llevan décadas confiando en estos gigantes del cálculo por su alto rendimiento, fiabilidad en el procesamiento de transacciones y capacidad de evolución para cumplir las demandas de la economía digital.

Un ejemplo de ello son los ordenadores más potentes del mundo: los zSystems de IBM. Resultado de una inversión superior a los 1.000 millones de dólares, su configuración más grande puede procesar diariamente más de 2.500 millones de transacciones y, concebido con la movilidad en mente, gestionar enormes volúmenes de transacciones móviles, al tiempo que las encripta y analiza sobre la marcha.

A pesar del protagonismo del mainframe en el entorno actual de empresa, se ve sometido a campañas que nada tienen que ver con la realidad, como ya sucediera en otros momentos de la historia. Los Juicios de Salem fueron un trago amargo en la historia de Estados Unidos e, incluso, en la crónica del sentido común. Una mezcla de pensamiento único, religión mal entendida y prejuicios llevaron a ciertas comunidades de ciudadanos a actuar visceralmente. Y el resultado no fue agradable. Veinte personas, la mayoría de ellas mujeres, fueron ejecutadas injustamente, por hacer cosas de las que nunca fueron responsables, ni podían serlo.

El mainframe también ha sido víctima de un cóctel irracional similar creado a partir de la idea errónea de que es un sistema caro y que sus días están contados, la creencia de que todo en tecnologías de la información tiene que ser una commodity y de prejuicios que impiden analizar objetivamente la realidad.

Por el contrario, los hechos y las cifras son irrefutables. Los mainframes asumen el 68% de las cargas de producción en los mayores departamentos de TI que existen actualmente, pero solo el 6% del gasto (Solitaire Interglobal). Durante los últimos cinco años, los costes de las empresas que utilizan intensivamente granjas de servidores se han elevado un 65% más que los de aquellas cuya informática reside mayoritariamente en mainframes (Rubin Worlwide). Entre 2005 y 2014, la proporción entre la cifra de MIPS gestionados y el personal a su cargo ha crecido un 351%, con la consiguiente reducción del número de profesionales a su cargo (Gartner). En otras palabras, las ventajas económicas del mainframe respecto de la informática distribuida son una realidad. No por poco, sino por goleada.

Y todo ello sin contar con que una nueva ola de innovación está situando esta plataforma a la vanguardia de los más actuales modelos de desarrollo y producción. Conceptos como Agile y DevOps se convierten rápidamente en nuevos estándares de los entonos mainframe, de manera similar a como sucede en los distribuidos.

Para los CIO no afectados por el pensamiento único, las malas creencias, los prejuicios y la ‘caza de brujas’, el mainframe es la plataforma de proceso más poderosa, eficiente, segura, fiable y escalable. Y lo mejor es que estos sistemas les ponen en situación de tomar ventaja de su capacidad de proceso y sus mejores prestaciones económicas para lograr cosas que sus homólogos no pueden conseguir, especialmente cuando se trata de soportar las cargas de trabajo crecientes en los entornos móvil, transaccional e Internet de las Cosas.

Veronique Dufour, responsable de negocio en Compuware para el Sur de Europa

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información