Industria y Utilities | Noticias | 10 ENE 2018

Big Data al servicio de la energía eólica

España es el quinto país del mundo en producción de energía eólica, que da cobertura al 20% de la demanda eléctrica nacional. El Instituto de Ingeniería del Conocimiento (IIC), a través de un sistema propio de predicción de producción de energía basado en Big Data, mejora su comercialización y la gestión la estabilidad del sistema.
Energía eolica
Redacción

La energía eólica es una de las energías renovables con mayor expansión en el mundo. España es el quinto país a nivel mundial en producción. Es la segunda tecnología en el sistema eléctrico nacional, y consigue una cobertura de la demanda cercana al 20%. Los agentes dan cada vez más entrada a la eólica en todos los mercados. Esto ha supuesto un desafío importante, y para conseguirlo, es estratégico contar con una previsión precisa y fiable de la producción eólica.

 

La eólica plantea sus propios retos para las empresas generadoras. Para poder acudir al mercado eléctrico necesitan conocer cuánta energía pueden producir y ofertar en cada momento. El reto está en que no se puede modificar la generación actuando sobre las condiciones que le afectan y por tanto es necesario predecir la producción de generación. Esta necesidad fue detectada por el IIC, que lleva 15 años implicado en el sector eléctrico ayudando a gestionar los datos producidos.

 

La precisión en la predicción se ha visto potenciada por la aplicación de tecnologías Big Data, consideradas las más punteras. En este sector, el IIC ha desarrollado uno de los sistemas de predicción más avanzados, basado en la aplicación de técnicas de analítica predictiva, como redes neuronales o máquinas de vector soporte entre otras.

 

Este sistema, llamado EA2, aplica técnicas de aprendizaje automático para ofrecer predicciones muy ajustadas a los agentes. Las compañías generadoras las utilizan para perfilar las ofertas de energía con las que acuden al mercado eléctrico. Los operadores del sistema eléctrico las usan para afinar la casación entre generación y demanda. Los más avanzados cuentan con la eólica también para los servicios de ajuste.

 

El sistema recoge los datos de predicción meteorológica y los utiliza para crear la predicción de generación de energía renovable. El sistema actualiza numerosas veces al día esta predicción utilizando siempre las últimas predicciones disponibles y los métodos más refinados, y así consigue ofrecer la mayor precisión.

 

En definitiva, la predicción procedente de la aplicación de técnicas Big Data a la energía eólica reduce la incertidumbre de las empresas para acceder al mercado, y permite a los agentes de transporte y distribución prevenir congestiones en la red. Las energías renovables son un recurso menos gestionable que las de origen tradicional, pero incorporando estas tecnologías predictivas hace que ganen un lugar junto a las mismas. Nuestro país apuesta por que esta energía se financie en los mercados, y para esto es imprescindible una predicción precisa de la producción. Más de la cuarta parte de la producción eólica está ya incorporada a los servicios de ajuste del sistema eléctrico.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios