Industria y Utilities | Noticias | 05 AGO 2015

China prohíbe las exportaciones de drones y supercomputadores

China planea limitar las exportaciones de drones avanzados y supercomputadores por razones de seguridad nacional. Los controles a la exportación entrarán en vigor el 15 de agosto.
Bandera de China
Michael Kan, IDG News Service

Los nuevos controles a la exportación de ciertos drones y tecnologías de supercomputación entrarán en vigor el 15 de agosto, han informado portavoces del gobierno chino. Los fabricantes afectados tendrán que solicitar un permiso del gobierno para vender su tecnología fuera de China.

Los controles tienen como objetivo los drones más avanzados, que pueden ser volados por al menos una hora, “más allá de la vista del operador” y funcionan más como vehículos aéreos no tripulados.

DJI, un gran fabricante de drones chino con base en Shenzhen, parece confiar en que los nuevos controles no van a afectar a su negocio. “Las nuevas restricciones no van a afectar a ninguno de nuestros productos, que están focalizados en el sector de consumo”, afirma la empresa. El dron Phantom 3 de la compañía, por ejemplo, puede volar hasta 2 kilómetros del piloto, y está diseñado para volar durante 23 minutos con una carga de batería completa.

Con respecto a las restricciones en supercomputadores, los nuevos controles de exportación chinos se centran en equipos con una velocidad de proceso mayor de 8 Tflops (operaciones de coma flotante por segundo), la potencia de proceso conjunta de 4,5 Playstations 4s.

China tiene en la actualidad el superordenador más rápido del mundo, con unas prestaciones de más de 33.000 Teraflops. Y el país está construyendo más supercomputadores. Algunos de los cuales utilizan chips propios.


Tanto los drones como los supercomputadores pueden ser utilizados con propósitos militares. De hecho, a principios de este año, las autoridades americanas acusaron a los centros chinos de supercomputación de utilizar equipos basados en procesadores Intel para las pruebas de armas nucleares.

Como respuesta, las agencias gubernamentales americanas obligaron a Intel a dejar de vender procesadores Xeon a los fabricantes chinos de supercomputadores. Los chinos, no obstante, rechazaron las acusaciones americanas.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información