Industria y Utilities | Noticias | 16 AGO 2017

El Brexit crea incertidumbre en la cadena de suministro

Supervise bien las consecuencias del Brexit para evitar que su cadena de suministro se interrumpa. Si no lo hace, la salida de Gran Bretaña de la UE podría no ser la única salida en su futuro.
brexit
I.Campo

Para las organizaciones que operan en la UE, la retirada de Gran Bretaña, conocida como Brexit, puede perturbar tanto las cadenas de suministro físicas como los sistemas de información necesarios para gestionar esas cadenas de suministro. Dependiendo de los términos finales, las organizaciones pueden necesitar cambiar la manera en que los bienes físicos y la información se mueven a través de las fronteras británicas.

Aquí les ofrecemos un vistazo de lo que significa Brexit para los negocios y el alcance que la ruptura con Gran Bretaña tendrá en la labor que los países miembros de la UE han hecho para estandarizar los reglamentos, impuestos, monedas, procedimientos de frontera, etc.

Privacidad de datos

Las leyes de privacidad de datos de la UE son muy estrictas y obligan a proteger la información personal. Si Gran Bretaña no accede a coordinar sus leyes de privacidad de datos con la UE, entonces procesar o almacenar datos en Gran Bretaña sobre residentes de la UE puede no ser legal. Esto podría requerir cambios en los sistemas de TI, o potencialmente requerir la construcción de nuevos centros de datos.

Debido a que Londres es el centro financiero de Europa, una gran cantidad de datos financieros y personales fluye a través de Gran Bretaña, donde se accede por los sistemas de prestación de servicios a los residentes de otros países de la UE. Estos datos financieros y personales pueden necesitar ser reubicados para que no sean procesados ​​o almacenados en el país. Las empresas con servidores británicos pueden necesitar volver a diseñar sistemas que contengan datos personales para garantizar que los datos se manejan de acuerdo con la normativa de la UE.

Impuestos

En el post Brexit, es muy probable que haya una frontera aduanera entre Gran Bretaña y la UE. Esto se traducirá en documentos adicionales como los impuestos, derechos, aranceles, y el impuesto sobre el valor añadido (IVA) y sobre las importaciones. Los tiempos de cruce de la frontera entre el aire, la tierra y los barcos podrían aumentar significativamente, dificultando el movimiento de los productos, especialmente aquellos que requieren manipulación especial o productos con una vida útil corta.

Aunque los países de la UE cargan diferentes niveles de IVA, la UE ha coordinado la recaudación del IVA. Cada país cobra el mismo IVA sobre las mercancías que atraviesan las fronteras del país, ya que cobra sobre las mercancías vendidas en el mercado interno de ese país. Esto facilita el seguimiento del IVA y la conciliación de los pagos entre los países de la UE, simplificando así el procesamiento de las aduanas en las fronteras. Si Gran Bretaña decide cobrar un nivel diferente de IVA a los productos que se exportan que, a los productos para el mercado interno, el seguimiento de la cadena de suministro y la contabilidad serán más complejos, al igual que la reconciliación fiscal fronteriza.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información