Industria y Utilities | Noticias | 18 MAY 2015

El marketing digital se enfrenta al reto del software

Menos de la mitad de los clientes de suites de software de marketing dicen que están "totalmente satisfechos", según un informe de Forrester.
marketing
Tom Kaneshige, CIO (US)

Los profesionales del marketing descansan en sus suites de software de marketing para ofrecer resultados: gestión de campañas, automatización, analítica, personalización, mapas de clientes, etc. Necesitan de esa maquinaria de software para estar bien integrados con los otros sistemas y datos.  Desgraciadamente, menos de la mitad de los clientes de suites de software de marketing empresarial están “totalmente satisfechos” según un informe de Forrester.

La idea de una suite de marketing empresarial es atractiva para los profesionales del marketing. No quieren tener que lidiar con una multitud de piezas de software y tener que integrarlas ellos, y quieren tener los mínimos suministradores que sea posible. Los proveedores también están añadiendo nuevos componentes para crear conjuntos más ricos y completos.

¿Es esto suficiente”

“La capacidad de un proveedor de ofrecer múltiples productos como pare de una suite es uno de los criterios fundamentales de compra”, afirma el analista de Forrester Rusty Warner en el informe. Por otro lado, los profesionales son escépticos de que un único proveedor pueda ofrecer todas las capacidades que necesitan”.

El mayor problema con los suministradores es que la integración con los otros sistemas de negocio no es siempre lo que debería ser. La integración de datos es el área de mejora número uno que los clientes de plataformas tecnológicas de marketing citan cuando se les pregunta como su suministrador puede mejorar su oferta. Específicamente, los profesionales del marketing buscan capacidades analíticas y de datos comunes en los diferentes módulos, así como la facilidad de integración de datos de las fuentes existentes.

Pero los profesionales del marketing son responsables de la situación, ya que a menudo tomaron decisiones de compra sin consultar a los responsables de TI. Como resultado, hay herramientas redundantes, no utilizadas o pobremente integradas.

“Las decisiones de compra de tecnología aisladas son una práctica de riesgo, dada la dificultad de tener alternativas después de la implantación inicial”, afirma Warner. “Los clientes citan los altos costes, la amplia personalización y la fuerte integración con las tecnologías existentes como las tres principales barreras que previenen del cambio de proveedor, así que es mejor adoptar la estrategia adecuada desde el principio”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información