Industria y Utilities | Noticias | 17 MAR 2016

GE, un ejemplo de evolución para el sector industrial

Con 123 años de historia, General Electric está experimentando un cambio profundo que viene de la mano de dos tendencias irrefrenables: transformación digital e Internet de las Cosas aplicado a la industria. Su evolución puede dar una visión de cómo va a evolucionar el sector industrial.
GE

Pocas empresas pueden encarnar mejor esta realidad que General Electric un titán con 123 años de historia que acaba de confirmar que traslada su legendaria sede, desde su Connecticut natal a Boston, sede de un buen número de universidades, empresas y startups especializadas en TI y en IoT. Desde el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) a la Universidad de Massachusetts Lowell son generadores de profesionales especializados, y la compañía quiere estar “en el centro de un ecosistema que comparte nuestras aspiraciones”, dijo en su momento su presidente y CEO, Jeffrey Immelt.

Pero los cambios de este gigante no son sólo geográficos. Esta organización, de 300.000 empleados y más de 117.000 millones de dólares anuales de facturación, está viviendo una auténtica revolución impulsada por la transformación digital y lo que GE llama IIoT (Internet de las Cosas Industrial). El pasado septiembre creó una nueva unidad de negocio, GE Digital, para convertir en digital los pilares de sus operaciones. 

La idea es que, a medida que la compañía se digitaliza, pueda ofrecer a sus clientes las mejores soluciones industriales y el software necesario para resolver los problemas del mundo real. Según datos de la compañía, su objetivo pasa por convertirse en una de las diez mayores compañías globales de software en 2020.

La firma quiere desarrollar sus fortalezas digitales y destacar en la Internet industrial. Marcos Bernardo, líder del área de servicios profesionales de GE Digital Services en la región de América, explica que esta transformación va más allá de la estructura corporativa de la compañía. “Se va a la raíz de los procesos y las operaciones, y muestra cómo la transformación digital, IIoT e IoT también va a cambiar a otras compañías”.

Y lo harán muy rápidamente. En el nuevo mundo digital, la velocidad y agilidad son claves, recuerda Bernardo, que reconoce que hay que saber muy bien dónde poner los recursos e inversiones, y buscar resultados a corto plazo.

Además, señala el directivo, en el pasado los principales involucrados en la fábrica eran los equipos de operaciones. Pero, ahora, el gran cambio afecta al CIO y al equipo de TI en su conjunto, que deben identificar el valor de sus inversiones y ponerlas en marcha de forma ágil.
Esto supone además un cambio cultural en la empresa que, otra vez, debe ser patroneado por el CIO. "Tienen que asumir su posición de liderazgo en este cambio y forjar relaciones con todas las partes del negocio”, sostiene.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información