Industria y Utilities | Noticias | 22 JUL 2013

Heineken se transforma gracias al BPM y Software AG

La estrategia más idónea para conseguir su expansión consiste en una óptima gestión de los procesos de negocio Business Process Management (BPM), apoyada en el trabajo con Software AG.
Edificio de Heineken
CIO

Heineken ha alcanzado el tercer puesto a nivel mundial en lo que respecta a volumen de negocio e incluso el segundo en ingresos. Heineken se encuentra en pleno rendimiento, como demuestra el hecho de que mientras que en el año 2000 producía 74 millones de hectolitros de cerveza, diez años más tarde esta cantidad se ha visto triplicada gracias a una estratégica política de adquisiciones.
La clave del éxito, según Maarten Buikhuisen, es que “la estandarización de nuestros procesos ha resultado ser una verdadera oportunidad". Si la organización realmente quiere que su política de gestión de procesos de negocio funcione de forma correcta y ser un verdadero líder en BPM, no debe omitir ninguno de estos pasos. Después de todo, el BPM no consiste sólo documentar procesos de negocio, se trata de una verdadera transformación de estos procesos”.
En el año 2011, la compañia creó el departamento Global Business Services para desarrollar una política financiera y de compra global. El equipo de gestión de procesos de negocio fue crucial en el diseño de la nueva organización. “Fue una oportunidad única para la integración con el negocio. Hoy en día, hemos conseguido tener nuestro lugar en el proyecto de transformación global, aunque todavía hay gente en la industria que no reconoce el verdadero valor de la gestión de procesos de negocio. Por suerte, eso está empezando a cambiar”, ha explicado Maarten Buikhuisen.
Su equipo de BPM tiene como objetivo principal mejorar el rendimiento de los procesos de extremo a extremo, concentrándose en un enfoque global de la empresa, más que en limitarse a mirar funciones individuales. Maarten Buikhuisen detalla: "Por un lado, se utiliza un enfoque de arriba hacia abajo apoyando los programas globales para estandarizar los procesos de negocio. Por otro lado, también apoyamos a las organizaciones que operan a nivel local para ayudar a mejorar su rendimiento durante el proceso. En otras palabras, el enfoque de arriba hacia abajo se centra en la normalización, mientras que el enfoque de abajo hacia arriba está dirigido a la optimización.
Para documentar sus procesos de negocio, Heineken utiliza la plataforma ARIS BPM de Software AG. "Hemos documentado todos los procesos en el nivel más alto. Al mismo tiempo, hemos visualizado con gran detalle los procesos que ya están incluidos. Implementamos esta forma de trabajo en 2012 y ahora está dando realmente sus frutos. Además, contamos con una base de datos que incluye las mejores prácticas, lo que nos permite evolucionar de forma muy rápida”, detalla el director de Global Process Management de Heineken.
Heineken también usa indicadores de rendimiento clave (Key Performance Indicators, KPI) en ARIS BPM para medir el rendimiento, ya que "pese a que los procesos en cada país no son idénticos al 100% y se utilizan diversos sistemas, creemos que el rendimiento debe medirse. Tal vez no se puedan comparar los resultados en cada uno de los procesos, pero a nivel de organización, los KPI proporcionan una excelente visión”.
En este punto, es fundamental definir claramente los KPI. Una vez que se aprueba la definición de los indicadores y los datos que van asociados a ellos, se debe comprobar que también sean acordes con los resultados de los análisis de valor. Por tanto, la gestión del cambio es un elemento crucial del BPM. 
 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información