Industria y Utilities | Noticias | 07 OCT 2015

La 'Guía Práctica de la Educación Digital' muestra el camino hacia la formación en las aulas

Samsung y el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte presentan un documento con recomendaciones y conclusiones elaboradas tras la puesta en marcha del proyecto Samsung Smart School.
Ninos-jovenes-colegio-escuela
CIO España

Las tablets se han convertido en un elemento clave en el proceso de integración tecnológica en las aulas, convertidas en el nuevo cuaderno” de los alumnos, impulsando métodos de aprendizaje colaborativo e introducen el entretenimiento como pilar estratégico para estimular la pedagogía en las aulas. Datos como este son los que se recoge en la Guía Práctica de la Educación Digital, elaborada por Samsung y el  INTEF. Gracias a la movilidad que brindan las tablets, las aulas se transforman además en espacios abiertos y flexibles donde profesores y alumnos pueden conectar, compartir y colaborar con mayor facilidad.

Según los docentes participantes en el proyecto Samsung Smart School (experiencia sobre la que se basa la guía), la tablet se ha convertido en un “reto ilusionante”, en tanto en cuanto que permite realizar nuevas actividades y tareas, distintas a leer o escribir, y posibilidades como la investigación en red, la edición conjunta en la nube o el uso de contenidos multimedia. Por parte de los profesores, además del uso de las apps en clase, la tablet ha introducido asimismo cuatro grandes novedades en los métodos de evaluación: la evaluación como activo de entretenimiento, la introducción de rúbricas, la inmediatez en la respuesta y la evaluación tipo test en red. En todos los casos, la tablet ha supuesto un avance en la atención individualizada y el seguimiento personalizado del trabajo de cada alumno, un aspecto del que se benefician especialmente los estudiantes con necesidades educativas especiales.

Otro de los asuntos fundamentales que recoge el documento es el reto de incrementar la seguridad digital en el nuevo modelo educativo. Junto a las soluciones de control parental para atender la seguridad digital en menores, los investigadores proponen fomentar la seguridad como parte de la competencia e identidad digital de los alumnos y no como una supervisión externa.

A pesar de ser considerados “nativos digitales”, los alumnos deben desarrollar además las competencias digitales necesarias para utilizar las tablets en su aprendizaje, lo que va más allá de la mera competencia técnica. “La tecnología, en definitiva, debe formar parte de una estrategia educativa global. Hay que diseñar las actividades de aprendizaje asumiendo que los alumnos y los docentes forman parte de un escenario abierto y global. Tanto docentes como directivos tienen que ser conscientes de la necesidad de establecer y desarrollar una cultura digital en su centro educativo”, ha destacado Cristóbal Suárez, investigador de la Universidad de Valencia.

Recuperar el juego como parte del aprendizaje es otra de las principales recomendaciones de la guía para dar el impulso definitivo a la transformación digital de la educación. Con las tablets, los alumnos aprenden a buscar y obtener información por sí mismos, lo que supone un cambio de rol docente. Además, aprovechando la asociación que hacen los alumnos entre tablet y juego, la Guía propone dar el salto a la gamificación como estrategia pedagógica en el aula. Finalmente, los investigadores destacan el papel catalizador de tablet hacia el enfoqueFlipped Classroom o aula invertida, ampliando los entornos en los que se desarrollan procesos de aprendizaje (como el hogar o las actividades extraescolares) y combinándolos con el aula.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información