Industria y Utilities | Noticias | 09 JUN 2015

¿Qué obstáculos han de afrontar los dispositivos para llevar puestos?

Con los Apple Watch cada vez más visibles en nuestras muñecas, y nuevos dispositivos y sensores Android instalados en cada vez más prendas de ropa y complementos que emergen de manera más regular, parece que el mercado de los wearables está listo para el despegue en un cielo plagado de acechantes nubarrones.
wearables_reloj_pulsera_gafas
Marga Verdú

Con la llegada del smartwatch de Apple, la proliferación de dispositivos Android en multitud de prendas y complementos de manera cada vez más regular, y la gran conferencia de desarrolladores de la empresa de la manzana más famosa del mundo que tendrá lugar la semana que viene, crece la expectación en torno a la realización de pagos a través del wearable de Apple. Está claro que los wearables han llegado para quedarse.  Pero ¿tendrán éxito?

 

Los datos que refleja IDC, procedentes de encuestas recientes acerca de si el público está preparado o no para la adopción masiva de dispositivos wearables, señalan que el éxito o el fracaso a corto plazo de los wearables en el mercado depende en gran medida de tres factores. En este sentido, el analista de IDC Ramón Llanas quiere llamar la atención con respecto a que los wearables han de ser productos de bajo coste, y que han de estar focalizados a algo concreto como es el fitness y la monitorización del estado de salud. “Un dispositivo que realice múltiples funciones de un modo mediocre – o que realice funciones que puedan ser realizaas también con el móvil, resulta menos valioso que otro que efectúa un número limitado de funciones pero bien realizadas.

 

A pesar del apoyo a los medios de pago móviles promovidos por Apple (con Apple Pay), y por Google (con Google Pay), no está claro que a partir de ahora los usuarios se lancen a gastar cientos de euros en un wearable. IDG prevé un largo retraso en el periodo de adopción por parte de los usuarios.  Con el objetivo de producir un cambio en el planteamiento de esta ecuación, se espera que Apple inicie un programa de recompensas a través de Apple Pay, mientras que Google espera hacer lo mismo en breve.

 

La privacidad aquí es el gran negocio, o, dicho de otra manera: el gran negocio se encuentra en la privacidad. Los wearables pueden recoger una gran cantidad de información de los usuarios: desde sitios por donde ha pasado, establecimientoss en los que ha consumido, hábitos de salud y mediciones a nivel de fitness. Esta información es de gran valor, incluso cuando es de procedencia anónima y recogida a peso. La privacidad importa, por ello, incluso el uso de dispositivos biométricos para autenticar los pagos móviles lleva un farolillo rojo para muchos usuarios, especialmente en el mercado norteamericano.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información