PUBLIRREPORTAJE | Artículos | 30 ENE 2014

Microsoft muestra las posibilidades de la nube

Con la celebración del evento Disfrute de la experiencia Cloud OS, Microsoft ha mostrado su visión de la nube como una plataforma unificada para las empresas modernas que necesitan conciliar las principales tendencias tecnológicas que mueven el mercado TI actual, esto es, movilidad, Big Data y análisis de datos, aplicaciones y, por supuesto, la nube como elemento de agilidad, sencillez y ahorro de costes.
Microsoft Evento cloud os 1
CIO España

Y es que hay tres ideas que definen la estrategia en la nube de Microsoft, más allá de las capacidades o posibilidades que aporta el concepto Cloud Computing en general: plataforma, porque Cloud OS se despliega como una única infraestructura que integra también la tecnología on-premise de los clientes, respetando así las inversiones realizadas; híbrido, porque puede integrar elementos de nube pública y de nube privada de forma transparente para los usuarios; y centrado en las personas, dado que pone las necesidades de los usuarios en el centro del tablero, apostando por la sencillez y la facilidad de uso y despliegue.

Conviene destacar, además, que la relación de Microsoft y la nube no se basa sólo en una estrategia, sino que la firma soporta más de 200 servicios globales 24x7x365 apoyados en cloud. Y, como muestra, algunos botones: 5.600 millones de consultas mensuales a través de Bing; entre 2.000 y 4.000 millones de mensajes de correo electrónico filtrados por Exchange de forma diaria; 8.500 billones de objetos Windows Azure; o 50.000 millones de minutos de conversación por Skype diarios, como algunos ejemplos para demostrar una apuesta que se refrenda por el hecho de que 1 de cada cuatro negocios usan Office 365 y que el 50 por ciento de las empresas del índice Fortune 500 emplean Windows Azure.

Otro dato más que refleja la importancia de la nube de cara al futuro: el 7 por ciento de los servidores comercializados en 2013 fueron comprados por dos compañías, una de ellas es Microsoft, y se calcula que representen entre el 10 y el 12 por ciento de la infraestructura mundial en dos o tres años.

 

Una nube híbrida

Es uno de los factores diferenciales de Cloud OS de Microsoft, una visión híbrida de la nube que integra clouds privadas y públicas de forma transparente para el usuario, apoyándose en conceptos tales como un desarrollo flexible, gestión unificada, virtualización, manejo común de las identidades y apoyo en una misma plataforma de datos. Y todo esto, integrando el valor tecnológico del propio cliente, de Microsoft y del Service Provider.

Otro de los factores de los que hemos hablado es el respeto por las inversiones en tecnología on-premise realizadas por la empresa, porque no podemos olvidar que el 95 por ciento de las empresas tienen Active Directory, SQL Server cuenta con una cuota de mercado del 46 por ciento (lo que la sitúa como la base de datos más desplegada), el 60 por ciento de la comunidad de desarrolladores crea aplicaciones para la plataforma de Microsoft, existen más de 1.000 millones de usuarios de Microsoft Office en el mundo, y el dos de cada tres PC se gestionan con System Center.

Por todo ello, Microsoft quiere redefinir el centro de datos apoyándose en tres ideas principales: convertir los datos en información accesible y unificada, proteger y gestionar el entorno de forma sencilla para el usuario y el administrador, y desplegar una serie de aplicaciones modernas para todo tipo de usuarios y dispositivos y que hagan uso extensivo e intensivo de las posibilidades de servicios que ofrece la nube.

 

 

Windows Server 2012 R2 y System Center 2012 R2: infraestructura para esta plataforma unificada

Las nuevas versiones de los elementos clave de la infraestructura pensada para la nube de Microsoft, presentadas a finales de 2013, son una apuesta decidida por la sencillez, tanto en el uso como en la gestión de licencias y versiones; están optimizadas para la nube y son más económicos, tanto por el precio como por el hecho de que Microsoft ha decidido en las versiones 2012 no limitar las ediciones de los productos por funcionalidad, sino por servidores físicos, lo que se traduce en un ahorro significativo para las empresas.

Además, la compañía destaca que la virtualización con Hyper-V no genera costes adicionales, dado que la funcionalidad va incluida en las licencias adquiridas, además de ser la mejor forma de virtualizar entornos Windows.

No podemos detenernos una por una en las nuevas funcionalidades, dado que son más de 150 las que se han integrado en estas revisiones, pero sí significar algunas como las incorporadas en lo que se refiere a virtualización de servidores, almacenamiento y networking virtualizado, capacidades de gestión y automatización, integración de aplicaciones con la plataforma web, protección de acceso a la información o la creación de infraestructura para desktop virtual (VDI). Pero más allá de la virtualización, se ha mejorado la escalabilidad y rendimiento de la plataforma (pudiendo llegar a gestionar hasta 4 TB de memoria física en el host o 1.024 servidores virtuales, o manejar un clúster de hasta 4.000 máquinas virtuales) y se ha potenciado la conectividad con servicios cloud públicos, permitiendo, por ejemplo, la migración de máquinas virtuales (VM) entre diferentes sitios geográficos sin necesidad de reconfiguración (High-performance live migration) o incrementando la eficiencia y la flexibilidad a la hora de trasladar estas VM (Shared-nothing live migration). Conviene destacar, asimismo, otra funcionalidad, Dynamic Memory, que permite distribuir la memoria física entre máquinas virtuales, asignando tanto espacio dedicado como prioridad de uso en función de los usuarios o los procesos.

 

La nube a medida de cada empresa

Velocidad, escalabilidad y economía son los tres factores que aporta la nube, pero, qué retos tiene que asumir el departamento de TI. Pues, curiosamente, son tres también: integrar las inversiones de TI existentes, gestionar entornos complejos y heterogéneos como los que existen en las empresas, y adecuarse a la normativa asegurando la seguridad de los datos, usuarios y dispositivos.

Como hemos visto, la estrategia Cloud OS de Microsoft ayuda a enfrentarse a estos retos, pero, una de las piezas importantes de esta estrategia, Windows Azure, permite esta integración entre los mundos on-premise y cloud de forma abierta, amplia y flexible, con un aporte de seguridad que apuesta por la transparencia, ajustándose a estándares y normativas de cada uno de los países donde se sitúan los centros de datos de Microsoft. Asimismo, se trata de una plataforma que permite la gestión de todo tipo de lenguajes de programación, de CMS, dispositivos, bases de datos y sistemas operativos, tanto de Microsoft como otros con presencia destacada en el mercado, como iOS y Android; Oracle y Hadoop; y Linux, por ejemplificar algunas de las posibilidades a las que se abre Windows Azure.

Sobre Windows Azure, se pueden desplegar servicios de aplicaciones, datos e infraestructura para confeccionar, gestionar y securizar una plataforma cloud específica para las necesidades de cada empresa. De hecho, su potencial lo muestran los más de 200 servicios globales gestionados, con datos tan llamativos como los 600 millones de usuarios únicos mensuales de Windows Live y MSN, el más de 1 PB de actualizaciones mensuales servidas con Windows Update, los 5 millones de minutos de conferencias con LiveMeeting al año, o los más de 200.000 millones de autenticaciones mediante Windows Azure AD; o la lista de clientes en España que ya cuentan con esta plataforma, entre los que destacan algunos tales como Acciona, Panda Security, Ayuntamiento de Madrid, Logitravel.com, Catalana Occidente, MRW, RTVE o el Ayuntamiento de Barcelona.

 

Gestión de la nube y los dispositivos

La gestión de todos los componentes de la nube se realiza desde una consola sencilla, bien a través de Server Mánager, incluido en Windows Server 2012, o bien a través de Virtual Machine Manager, en System Center 2012, donde se ha simplificado la política de licenciamiento también, en función de las máquinas virtuales que se necesiten gestionar, lo que favorece una reducción importante del precio, algo que se reduce más si se adquiere la opción que ofrece Microsoft uniendo Windows Server y System Center en CIS.

En cuanto a la gestión de dispositivos, tanto PC como móviles, esta puede realizarse con Windows Intune, que permite la gestión de usuarios independientemente de dónde se encuentren, el dispositivo que utilicen y las aplicaciones o el nivel de seguridad que necesiten.

Esta gestión puede hacerse de forma independiente con Windows Intune o integrado con System Center 2012 Configuration Manager, dependiendo de la entidad de la infraestructura a gestionar.

Se trata de un producto que se licencia por usuario (cada licencia permite la gestión de cinco dispositivos, independientemente del tipo), con lo que el coste de la gestión de este tipo de dispositivos apenas supone unos céntimos al mes.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información