Sanidad | Noticias | 20 JUL 2017

El Hospital Clínic planificará sus intervenciones médicas con impresión 3D

El centro catalán cuenta con dos impresoras Up Box de Entresd, una de ellas en su Centro de Diagnóstico de la Imagen (CDI). La impresión 3D se utiliza para reproducir casos concretos con los que entrenar antes de las cirugías y obtener mejores resultados.
3D medicina
Redacción CIO

El Hospital Clínic de Barcelona cuenta con dos impresoras UP Box de Entresd, empresa barcelonesa distribuidora de las impresoras 3D de sobremesa que imprimen en ABS.  El centro médico utiliza ya esta tecnología innovadora para reproducir casos reales en tres dimensiones y estudiarlos antes de realizar las intervenciones.

Concretamente el Centro de Diagnóstico para la Imagen (CDI) del Hospital ha implementado el uso de las impresoras 3D en tres puntos fundamentales: la formación, la planificación y la simulación.

De hecho la impresión 3D es una importante herramienta de formación para médicos residentes, fellows o especialistas que están aprendiendo nuevas técnicas.  "Lo que hacemos es imprimir los vasos que nos interesa reproducir, siempre son modelos de pacientes reales", indica el doctor Javier Moreno, especialista en radiología intervencionista del Hospital Clínic de Barcelona. Una vez impresos los vasos se llevan a la sala de arteriografías donde se pueden explicar los procedimientos con todo el tiempo y todas las pruebas que sean necesarias, al contrario de lo que sucede en una intervención real.

Intervenciones neuroradiológicas

Por otra parte, la impresión 3D de sobremesa se convierte en una herramienta de planificación. El Centro de Diagnóstico para la Imagen (CDI) del Hospital Clínic de Barcelona utiliza las impresora EntresD Up Box también para planificar o simular intervenciones neuroradiológicas que sean especialmente complejas.

Con estas simulaciones es posible estudiar los casos de una forma más concreta y entrenar antes de realizar la operación. Los médicos pueden planificar toda la intervención y probar los catéteres y stents que se utilizarán en la cirugía.  De esta manera, además de practicar, se consigue minimizar los riesgos que puedan surgir en el momento de abordar el caso real. Beneficios

Además de para los propios facultativos, la impresión 3D ofrece beneficios también a los pacientes. Reproducir de forma física sus patologías les puede ayudar a comprender mejor su enfermedad al recibir una información más completa.  “A pacientes a quienes no hemos conseguido explicarles su patología podemos mostrarles un ejemplo en tres dimensiones y hacer que entienda su enfermedad”, explica el Dr. López Rueda.

Además "se pueden imprimir dispositivos personalizados que faciliten la vida cotidiana a pacientes que han perdido funcionalidades, por ejemplo, a causa de un ictus. El coste es mínimo, la tecnología la tenemos y el impacto es brutal “, apunta Xavier Solé, jefe económico-administrativo del CDI.  

Las posibilidades de la impresión 3D en el ámbito de medicina se encuentra aún en sus inicios y en el futuro podría tener muchos otros usos.

"En el futuro de la impresión 3D en medicina pasa por la bioimpresión (impresión de tejidos) que marcará un punto de inflexión. Ahora ya se están imprimiendo vasos sanguíneos, piel, huesos, cartílago...Cuando se consigan imprimir órganos se salvarán muchas vidas", comenta Maria Torras, de Entresd.  

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información