Sanidad | Noticias | 03 JUL 2018

La Sanidad de Castilla-La Mancha ahorra hasta un 40% con la firma electrónica

El SESCAM ha confiado en la compañía española SIA para implementar la tecnología en la nube y en modo pago por uso, que agiliza los procesos y reduce costes.
sanidad
Nerea Bilbao

El sistema sanitario de Castilla-La Mancha se enfrenta a numerosos retos. Los locales; el elevado porcentaje de enfermos crónicos, el envejecimiento de la sociedad, la dispersión territorial y la despoblación; y los nacionales: el escaso presupuesto destinado a la sanidad pública a nivel nacional y la falta de interoperabilidad entre comunidades.

El consejero de sanidad de la Comunidad Autónoma, Luis Fernández Sanz, tiene claro que la tecnología puede ser una buena solución a todos estos problemas. “El cambio de modelo en la prestación sanitaria tiene que basarse en reducir la presencia de lugares físicos y en desescalar procedimientos”, opina, en un encuentro con periodistas, donde se abordó la implantación de un proyecto de firma digital en la nube.

Castilla-La Mancha ya contaba con una plataforma de firma basado en tarjetas criptográficas en 2005. Éstas se utilizaban fundamentalmente para el control a zonas de acceso restringido y para recetas electrónicas. Su principal problema era la limitación del soporte. Al ser una tarjeta física era fácil que se extraviara o que el chip dejara de funcionar.

Así, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, decidió dar el salto a la nube. “No fue fácil”, admite su responsable de Tecnología. “Había que buscar un sistema de migración transparente para que los profesionales no notaran el cambio”, explica.

Para esto, el SESCAM confió en SIA, una compañía española fundada en 1989 que ofrece soluciones de gobierno de la identidad, inteligencia artificial, asesoría legal, firma electrónica, ciberseguridad, cloud y servicios gestionados y de supercomputación, big data y almacenamiento. Las ofrece de forma directa y a través de alianzas con terceros.

En el caso concreto del proyecto para el SESCAM, el objetivo era proporcionar una interacción con la administración “con el don de la ubicuidad”, explica su máximo responsable, Enrique Palomares, esto es, desde cualquier dispositivo. Esto, en la práctica, supone que un paciente que tenga que desplazarse de comunidad puede obtener su receta de forma digital y adquirir los medicamentos en cualquier farmacia. Ya hay interoperabilidad en 11 Comunidades Autónomas.

El SESCAM firma entre 35.000 y 40.000 recetas al día a través de este sistema, ya acumula 7.000 médicos con firma reconocida y se utiliza también para medicamentos con visado. Con el sistema de SIA ha conseguido reducir costes entre un 30% y un 40%, gracias al modelo de pago por uso y el ahorro de costes de mantenimiento y operación.

SIA ya ha implantado el sistema en cuatro Comunidades Autónomas (Castilla-La Mancha, País Vasco, Andalucía y Madrid), aunque con diferentes grados de implantación, y ya tiene conversaciones para llevarlo a otras, aunque sus responsables no especifican cuántas.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios