Sanidad | Noticias | 29 OCT 2012

Realidad virtual para ayudar en la rehabilitación del brazo tras un ictus

La Universidad Politécnica de Valencia y los hospitales Nisa de Velancia al Mar y Sevilla Aljarafe están trabajando en una técnica que ayuda, mediante la tecnología de realidad virtual, a la recuperación del brazo en los pacientes que han sufrido un ictus.
Cerebro, sanidad
CIO

Médicos y científicos del Hospital NISA Valencia al Mar y Sevilla Aljarafe en colaboración con investigadores de la Universitat Politècnica de València han diseñado un sistema apoyado en realidad virtual específicamente destinado a la rehabilitación del brazo en sujetos hemiparéticos, es decir, aquellos que han sufrido un ictus.


En una fase inicial del ictus, el brazo queda inicialmente flácido, inmóvil y muchas veces resulta doloroso. Una rehabilitación específica y un buen manejo en estos casos permite paliar o prevenir síndromes dolorosos, hipertonía, contracturas y otras complicaciones.  Una vez los pacientes hemiparéticos logran mover el brazo, generalmente no lo consiguen de forma completa ni con la destreza o armonía necesaria, sin embargo, es muy frecuente que no lleguen a incorporar ese miembro a las actividades de cada día.

 

En ese sentido, los sistemas basados en la realidad virtual (RV) aportan entornos muy favorables para la neurorehabilitación, al permitir simular aspectos de la vida cotidiana al tiempo que se ajustan parámetros y estímulos en base a las características de cada paciente.

 

“El sistema se apoya en el uso del dispositivo Microsoft Kinect. Mediante este tipo de tecnología, detecta los movimientos que el sujeto realiza con el brazo mientras éste se desenvuelve en las escenas virtuales diseñadas”, explica Roberto LLorens, jefe del proyecto por parte de la institución universitaria.

 

 

Para recuperar la función del miembro superior, es preciso el entrenamiento activo e intensivo. Deben orientarse los movimientos hacia ejercicios concretos que aporten un significado útil e insistir en el uso del brazo en actividades bimanuales. Para subsanar este inconveniente, el sistema de realidad virtual permite la proyección de diversas escenas que simulan entornos reales, en las que se propone una tarea concreta para realizar con el brazo.

 

El entorno virtual interactúa con el paciente modificándose en función de los movimientos que el sujeto haga, de forma que, según cómo realice el ejercicio, se lograra o no la tarea propuesta. Al tratarse de entornos que simulan objetos y actividades cotidianas, como cocinar, tocar el piano o comprar objetos, se le aporta un sentido funcional a la repetición de los movimientos.

 

Proporciona además una información controlada y precisa sobre el resultado de los movimientos, que ayuda a reforzar el ejercicio. Estos aspectos, junto al carácter lúdico y motivante de este tipo de entrenamiento, facilita el reaprendizaje de los movimientos del brazo.


Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información