SEGURIDAD | Noticias | 18 ABR 2018

Las empresas no conocen el contenido del 45% del tráfico de sus redes

La falta de visibilidad de las aplicaciones es un grave problema de seguridad para el 84% de las empresas además, las aplicaciones no deseadas o innecesarias ralentizan el rendimiento de la red, según un estudio de Sophos.
redes, networking
Redacción

Las empresas trabajan a ciegas ante los posibles ciberataques a los que están expuestas en el día a día. El 45% del tráfico de red que pasa por las organizaciones no puede ser identificado por los administradores de TI, lo que supone un grave riesgo de ciberseguridad y ralentización de rendimiento de las redes, según el último estudio global The Dirty Secrets of Network Firewalls, que ha preparado Sophos.

La falta de visibilidad, que en casi uno de cada cuatro llega a ser del 70%, crea importantes retos de seguridad para las empresas actuales y afecta a la gestión eficaz de la red, más aún si tenemos en cuenta que los ciberataques suponen un impacto negativo para un negocio. El 84% de los encuestados consideren como un grave problema esta falta de visibilidad de las aplicaciones, ya que están ciegos ante el ransomware, el malware desconocido, las brechas de datos y otras amenazas avanzadas, así como ante aplicaciones potencialmente maliciosas y usuarios malintencionados.

Los firewalls con detección basada en firmas no pueden proporcionar una visibilidad adecuada del tráfico de aplicaciones debido a una variedad de factores como el uso creciente de cifrado, la emulación de navegadores y las técnicas avanzadas de evasión.

Como consecuencia de esta falta de visibilidad, las empresas dedican un promedio de siete días laborables a reparar 16 equipos infectados al mes. Las pequeñas organizaciones (100-1.000 empleados) pasan una media de cinco días laborables reparando 13 dispositivos, mientras que las organizaciones más grandes (1.001 - 5.000 empleados) pasan una media de 10 días laborables reparando 20 al mes, según el estudio.

“Una simple vulneración de la red a menudo conduce al compromiso de varios equipos, por lo que cuanto más rápido se pueda detener la propagación de la infección, más se limitan los daños y el tiempo necesario para limpiarla", dice Schiappa. “Las empresas buscan el tipo de protección integrada de red y endpoints de última generación que pueda detener las amenazas avanzadas y evitar que un incidente aislado se convierta en un brote generalizado. Los sofisticados exploits como MimiKatz y EternalBlue recordaron a todos que la protección de la red es fundamental para la seguridad de los endpoints y viceversa. Sólo el intercambio directo de información entre estos dos puede revelar la verdadera naturaleza de quién y qué está operando en su red.”

Los administradores de TI son muy conscientes de que los Firewalls necesitan una actualización en protección. De hecho, el 79% de los administradores de TI revelaron que desean una mejor protección respecto a su Firewalls actuales, el 99% desea tecnología de firewall que pueda aislar automáticamente los equipos infectados, y el 97% desea protección de endpoints y firewalls del mismo proveedor, lo que permite compartir directamente la información sobre el estado de seguridad.

Más allá de la se seguridad 

Además de los riesgos de seguridad, la pérdida de rendimiento fue citada como una preocupación cuando se trata de la falta de visibilidad de la red para el 52% de los a 2.700 responsables de la toma de decisiones de TI que fueron entrevistados para realizar el estudio The Dirty Secrets of Network Firewalls. La productividad del negocio puede verse afectada negativamente si el departamento de TI no puede priorizar el ancho de banda para las aplicaciones críticas.

Para las industrias que dependen de software personalizado para satisfacer necesidades empresariales específicas, la incapacidad de priorizar estas aplicaciones de tareas críticas sobre el tráfico menos importante podría ser costosa. El 50% de los profesionales de TI que habían invertido en aplicaciones personalizadas admitieron que su cortafuegos no podía identificar el tráfico y, por lo tanto, no podían maximizar el retorno de la inversión. La falta de visibilidad también crea un punto ciego para la transferencia potencial de contenido ilegal o inapropiado en las redes corporativas, lo que hace que las empresas sean vulnerables a litigios y problemas de cumplimiento.

El estudio Dirty Secrets of Network Firewalls fue realizado por Vanson Bourne, especialista independiente en investigación de mercado, en octubre y noviembre de 2017. En esta encuesta se entrevistó a 2.700 responsables de la toma de decisiones de TI en 10 países y en los cinco continentes, incluyendo EE.UU., Canadá, México, Francia, Alemania, Reino Unido, Australia, Japón, India y Sudáfrica. Todos los encuestados pertenecían a organizaciones de entre 100 y 5.000 usuarios.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios