SEGURIDAD | Noticias | 12 SEP 2013

Un 16% de los empleados descontentos se lleva información de la compañía

Un 16 por ciento de los empleados descontentos con su trabajo se llevan información confidencial de la empresa. Así lo ha hecho saber Iron Mountain que destaca que los recursos que invierten las empresas para proteger los datos podrían estar de desperdiciándose si no se sabe gestionar a la plantilla.
trabajadores
Bárbara Madariaga

Así, el estudio realizado por Iron Mountain muestra que un “número sorprendentemente alto” estarían dispuestos a arremeter contra sus empleadores si fueran considerados responsables de algo que ellos creyeran injusto o (24 por ciento) o se sintieran tratados incorrectamente (28 por ciento).

 

Casi una cuarta parte de los encuestados españoles (el 23 por ciento) se conformaría con descargar su frustración en la oficina, un 18 por ciento se desahoga utilizando el correo electrónico y un 16 por ciento buscaría venganza, llevándose información confidencial o sensible fuera de la empresa, aunque ésta no tuviera nada que ver con el incidente original. 

 

Respecto a lo que se llevarían los empleados españoles, la información con más probabilidades de ser sustraída son las bases de datos de clientes (52 por ciento), seguido por presentaciones (37 por ciento), planes estratégicos (22 por ciento), mapas de ruta de productos o servicios (22 por ciento) y propuestas (19 por ciento).

Iron Mountain asegura que es el departamento de marketing es el más sensible, ya que :un 25 por ciento afirma que se vengarían en respuesta a un trato injusto y el 17 por ciento afirma que harían lo mismo si les trataran de forma poco amable, seguido muy de cerca con la dirección con un 23 y un 20 por ciento respectivamente. Sin embargo, los directivos se llevan información sensible más bien para usarla en el futuro (13 por ciento).

 

 “Cuando se trata del comportamiento del empleado frente a la información, hay que tener en cuenta que a veces el corazón puede más que la cabeza, al entrar en juego sentimientos personales relacionados con un descontento que lleva a la gente a querer tomarse la revancha en forma de robo de datos” comenta Ignacio Chico, director general de Iron Mountain España. “Las empresas tienen que ser conscientes de que la responsabilidad va más allá de las normas y de los procesos. También consiste en una mejor gestión del personal, así como de su formación. Es muy preocupante ver cómo los empleados senior son los que más puntos tienen para poner la compañía en riesgo de una brecha de datos y de un daño reputacional al sustraer información de la empresa. Una cultura que respeta la información debe venir de la dirección, que ha de dar ejemplo”.

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información