SOCIAL BUSINESS | Artículos | 15 MAR 2011

BI 2.0: hacia un modelo de inteligencia compartido

La nueva generación de soluciones de "business intelligence" no sólo mejora la analítica sino también las capacidades de compartición de información y de colaboración
Llega al mercado el BI 2.0, concepto con el que se denomina a la nueva generación de soluciones de ‘business intelligence’ que promete eliminar los escollos creados por las soluciones tradicionales y ofrecer una alternativa eficaz para visualizar y analizar los datos. El nuevo elenco de aplicaciones se caracteriza por estar muy centrado en las personas, a las que posibilita no sólo analizar más a fondo la información sino compartirla con mayor facilidad, promoviendo la colaboración.

La necesidad es muy clara en la mayoría de las organizaciones: los usuarios quieren disponer de las capacidades para dar respuesta a cuestiones cada vez más complejas sobre sus datos en tiempo real. En este sentido, una nueva generación de soluciones de inteligencia empresarial promete eliminar los escollos que las soluciones tradicionales han creado, ofreciendo una alternativa más eficaz y valiosa para una visualización y análisis efectivo de los datos. Esta nueva generación, amparada bajo el término Business Intelligence 2.0 (BI 2.0), surge cada vez con más fuerza en la industria. El foco, como en el caso de la Web 2.0, está en las personas, dando herramientas a los usuarios para realizar más análisis y de mayor profundidad, permitiéndoles compartir libremente la información y facilitando la comunicación y la colaboración.
Las empresas necesitan información para evitar que la toma de decisiones se fundamente en conocimiento extraído de la experiencia personal, la intuición o en ejemplos no suficientemente representativos. Sin embargo, aunque las empresas han incrementado su capacidad de generar y recoger grandes cantidades de datos a un coste relativamente bajo, esos datos no aportan información relevante a las organizaciones. Ésta es la raíz de la necesidad de soluciones de BI.

Objetivos claros
Estas soluciones constituyen un importante instrumento en el ámbito de los procesos de gestión estratégica traduciendo la estrategia corporativa en unos objetivos claros con una visión compartida de éstos. El objetivo final de un proyecto de BI es generar información que pueda ser trabajada y analizada de forma intuitiva, con la posibilidad de integrar diferentes fuentes de datos para ofrecer una visión global que sea compartida y distribuida a través de todos los departamentos de la empresa.
Las soluciones de inteligencia empresarial que han sido implantadas mayoritariamente en las organizaciones han sido diseñadas para usuarios capaces de entender los modelos de datos y que disponen del tiempo y las habilidades necesarias para construir análisis sobre ellos, y ofrecer la información a otros usuarios de negocio. Mientras que el número de usuarios potenciales de estas herramientas ha ido creciendo, el uso mayoritario de las mismas es la mera distribución pasiva de informes, no en el análisis real de la información.
Actualmente los usuarios de negocio quieren poder obtener la información por sus propios medios; requieren de información precisa y en tiempo real; ser capaces de interactuar con los datos y visualizar la información agregada; modificar los informes de manera ágil; necesitan que la información esté disponible en cualquier momento y que sea accesible desde cualquier lugar; y, han de ser capaces de compartir la información fácilmente con otros usuarios.
Debido a estas necesidades en el uso y explotación de la información, ha aparecido la mencionada generación 2.0 de soluciones de BI. El advenimiento de esta generación no reemplazará a los sistemas actuales sino que los complementará añadiendo nuevas piezas al ecosistema de aplicaciones de inteligencia empresarial.
La evolución en el tiempo de estas soluciones ha sido continua y progresiva, esta evolución orienta a las soluciones de inteligencia empresarial hacia una mayor y más profunda obtención de beneficios en términos de negocio: los usuarios son más independientes del departamento TIC, se ofrecen análisis más completos y profundos para ejecutar la estrategia del negocio, se facilita la toma de decisiones mediante técnicas de visualización avanzadas e información y conocimiento compartido en tiempo real y, todo ello a un menor TCO gracias a nuevos modelos de licenciamiento o reaprovechando la inversión previa.

Conclusión
Finalmente, y a modo de conclusiones, es preciso reiterar que el uso de las soluciones de inteligencia de negocio está en pleno proceso de transformación y que las necesidades de explotación de la información han cambiado drásticamente.
Los usuarios de negocio y las organizaciones necesitan tener la habilidad para identificar rápidamente problemáticas, causas y oportunidades de mejora. Una vez estas problemáticas se identifican, han de ser monitorizadas y distribuidas de manera adecuada a lo largo de la compañía. En respuesta a estas problemáticas y requerimientos de negocio está emergiendo el BI 2.0. Frente al concepto tradicional y militar de inteligencia dirigida por especialistas que asesoran a la dirección surge un modelo de inteligencia compartido por toda la organización, extendiendo la capacidad de visualizar de manera efectiva y analizar los datos fuera del departamento TIC hacia toda la organización el business intelligence 2.0 potencia la toma de decisiones.


Los requisitos de toda solución de BI 2.0
--------------------------------------------------------
Motores de búsqueda de la información. La 'googlelización' de las plataformas de BI permite a los usuarios localizar información en páginas de resultados de búsqueda.
Minería de texto y 'web mining'. El objeto de la minería de texto es la búsqueda de conocimiento en grandes colecciones de documentos no estructurados. Si bien es una tecnología que surge a principios de los años ochenta, el aspecto en que las tecnologías de minería de texto encuentran una prometedora área de aplicación es el de la web semántica.
Análisis dinámico de los datos. Más allá de los límites del BI tradicional surge una nueva tecnología analítica que permite dar respuesta al instante a preguntas imprevistas sin un proceso previo de agregación y cálculo.
BI operacional. Mientras que el BI tradicional presenta una visión histórica de lo que ha pasado, el principio motor del BI operacional es la reducción del tiempo de respuesta de la compañía ante una desviación o un evento crítico en sus procesos de negocio.
Integración con herramientas de productividad personal. La integración de las funcionalidades de BI con herramientas de productividad personal más allá de la simple exportación de contenidos permite que los usuarios naveguen por los datos, añadan comentarios e incluso escriban directamente sobre los modelos analíticos e informes.
Visualización avanzada de los datos/GIS. Estas capacidades permiten a los usuarios interactuar con los datos de manera visual de manera más completa que dashboards tradicionales, utilizando tipos de gráficos de visualización avanzados.
Movilización de los servicios de BI. Los usuarios quieren acceder a los objetos analíticos cuándo y dónde sea con independencia del dispositivo y modo de acceso que estén utilizando, sin necesidad de rehacerlos ni de construir y mantener un entorno de BI para este tipo de consumo.


Óscar Alonso Llombart es director de análisis

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información