AAPP | Noticias | 10 OCT 2018

Ética y tecnología: Google se retira de la carrera por el contrato cloud con el Pentágono

El gigante aduce que el proyecto, valorado en 10.000 millones de dólares, entra en conflicto con sus valores corporativos.
pentagono
Redacción

Apenas unos días antes de que expirase el plazo para presentar sus propuestas, Google ha decidido retirarse de la carrera por hacerse con el contrato con el Pentágono para gestionar su plataforma cloud. El proyecto, que se conoce como Infraestructura Conjunta Empresarial de Defensa, o JEDI por sus siglas en inglés, está valorado en unos 10.000 millones de dólares, una pieza deseada por muchas de las grandes proveedoras de servicios en la nube.

Sin embargo, la empresa perteneciente a Alphabet ha acordado no entrar en la puja a causa de posibles conflictos entre el proyecto y sus valores corporativos. Según ha comentado un portavoz de la compañía a la agencia de noticias Bloomberg, la decisión se debe, en primer lugar, a que no podían estar seguros de que se alinease con los principios de la compañía en temas de inteligencia artificial. El proyecto comprende la transición de una cantidad masiva de datos del Departamento de Defensa de Estados Unidos a un sistema comercial de nube. 

Este anuncio llega meses después de que el gigante tecnológico decidiese no renovar otro contrato con el Pentágono, este relacionado en concreto con un programa de inteligencia artificial. Dentro de la compañía se produjo un movimiento masivo de protesta entre los sectores de la plantilla que se oponían a trabajar con organismos militares. Tras renunciar al contrato y a causa de estas voces, desde Google se establecían una serie de principios para definir el tipo de proyectos de inteligencia artificial en los que se involucrarían.

En la decisión de retirarse de la carrera por el contrato JEDI también han influido otros factores, relacionados con el tema de permisos. Explica el portavoz a la agencia que desde Google determinaron “que había partes del contrato que estaban fuera del alcance de nuestras certificaciones gubernamentales actuales”. El gigante está por detrás de otras tecnológicas, como Amazon o Microsoft, en lo que se refiere? a autorizaciones del gobierno de seguridad cloud, que dependen de la sensibilidad de los datos que se alojen. 

Las candidaturas para el proyecto JEDI se pueden enviar hasta el próximo 12 de octubre. Este contrato, cuya duración podría alargarse hasta los diez años, ha estado sujeto a controversia por parte de varias de las grandes empresas tecnológicas, que se oponían a los planes del Pentágono de elegir a un único proveedor en vez de dividir el contrato entre distintas compañías. Este factor también ha pesado en la decisión de Google, que según su portavoz, defiende un enfoque multi-cloud para este tipo de instituciones. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios