AAPP | Noticias | 28 FEB 2020

Retos para la evolución tecnológica de la administración pública

Modernizar la plataforma, agilizar los procesos, el cambio cultural y la experiencia de usuario son claves para una correcta transición.
Congreso
Redacción

La transformación digital en el sector de la administración pública avanza no sin problemas. En España, hay un nivel de optimismo elevado sobre las posibilidades de lograr sacar adelante las iniciativas tecnológicas, aunque únicamente la mitad de los proyectos se realizan en el calendario y bajo las condiciones de financiación previstas, según datos de Pure Storage. 

Hay distintos motivos para esta discrepancia, dentro de los cuales podrían englobarse problemas como los que identifican desde la firma especializada en open source Liferay. La compañía identifica cuatro desafíos clave en la transformación de la administración pública en España: dificultad en el desarrollo, falta de agilidad digital, resistencia cultural y experiencia de usuario.

En relación al primer aspecto, pese a los últimos avances en el tema, todavía se percibe la administración como un ente tradicional. De ahí que se deba de intentar avanzar hacia un ecosistema digital unificado y conectado, en el cual se contemple la optimización de los procesos y del coste total de propiedad o TCO. El objetivo sería el trabajo en "una única plataforma, que ofrezca capacidades multiportal, multiidioma y sea, además, fácil de gestionar", en palabras de Carolina Moreno, vicepresidenta de Ventas de Liferay EMEA y directora general para el Sur de Europa.

La falta de agilidad digital en los procesos, o cómo todavía gran parte de los trámites siguen siendo difíciles de ejecutar para todas las partes, es otro de los retos que se debe enfrentar para conseguir aumentar la eficiencia. Esta funcionalidad debe integrarse tanto a nivel interno como de cara a las operaciones desarrolladas por la ciudadanía. 

Por la parte de la propia administración, la evolución tecnológica puede llegar a suponer un problema. El desafío sería aquí integrar el cambio cultural para evitar la resistencia del personal, acostumbrado a trabajar por otras vías. Para esto puede ayudar realizar la evolución de forma gradual, poniendo el foco en la comunicación con los distintos equipos. 

Por último, se debe poner como objetivo el desarrollo de una buena experiencia de usuario, tanto a las personas de mayor edad como a la población joven. Para esto, hay que trabajar la omnicanalidad, de forma que se proporcione una atención adecuada por cualquier vía y ante cualquier caso. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios