BIG DATA | Noticias | 15 ENE 2018

La gestión y supervisión de infraestructura son insuficientes para los centros de datos híbridos

Las estrategias de éxito de las principales empresas mundiales incluyen prestar más atención a la visualización, la ubicación, los procesos operativos y la relación costes/rendimiento, según un estudio de Schneider Electric y 451 Research sobre las claves de la gestión de IT híbrido.
Cloud data center nube
Redacción

La adopción generalizada de servicios en el cloud ha tenido un impacto significativo en los requisitos de infraestructura de los centros de datos de las empresas, y que esta complejidad se verá ulteriormente agravada por el Internet of Things (IoT) y las cargas de trabajo cada vez superiores de edge computing. Esta es la principal conclusión que revela el estudio elaborado por Schneider Electric y la consultora Research 451 sobre las claves de la gestión de los entornos de IT híbridos, realizado mediante entrevistas en profundidad a altos directivos IT de grandes empresas de EE.UU., Reino Unido y Asia.

El estudio pone de relieve que el camino hacia el centro de datos híbrido -combinando servicios off-premises, como Cloud público y colocación, con centros de datos on-premises de propiedad privada- supone un reto para los métodos tradicionales de gestión y supervisión de las infraestructuras.

A medida que se van implementando diferentes servicios en la nube, se están produciendo múltiples consecuencias en las empresas. Están cambiando los modelos de negocios, a la vez que se incrementa la demanda en cuanto a conectividad y gestión de la carga de trabajo. La gestión de diferentes entornos de centro de datos se ha convertido en uno de los problemas más complejos para las empresas líderes, lo que las obliga a reconsiderar sus estrategias y mejores prácticas.

El estudio ha determinado algunas claves estratégicas comunes entre las empresas entrevistadas:

· Decidir la mejor ubicación: la ubicación afecta en gran medida al riesgo, al coste y al rendimiento del servicio de TI, a paridad de cargas de trabajo. Por ejemplo, una empresa de Retail de Reino Unido se dio cuenta que los requisitos de seguridad, rendimiento y latencia necesarios también debían tenerse en cuenta en el análisis del coste total, junto con el tráfico de datos y los costes de las licencias. Estos parámetros combinados ayudaron a determinar la combinación ideal de infraestructura de colocación y de computación en el Cloud público para cubrir las necesidades de conectividad y al mismo tiempo controlar los costes.

· Dar importancia a la visualización en los entornos híbridos: conseguir visualizar correctamente la información de múltiples ubicaciones es un gran reto. El proceso conlleva tiempo y dinero, y se encuentra obstáculos como silos de software y la disponibilidad de datos realmente relevantes.

· Gestionar los costes sin sacrificar el rendimiento: los costes del centro de datos híbrido pueden ser muy elevados. Pero con una planificación adecuada es posible reducirlos, manteniendo o incluso mejorando la disponibilidad en entornos híbridos.

· Unificar los procesos operativos en entornos de IT híbridos: desarrollar procesos operativos estrictos y es fundamental garantizar que estos requisitos sean parte de los acuerdos a nivel de servicio (SLA) y de operaciones (OLA) con proveedores de servicios de colocación y en el cloud.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios