CAPITAL HUMANO | Noticias | 13 ABR 2020

Cómo actuar en tiempos de COVID-19 para situarse dentro del mercado de las TI

Si bien los analistas predicen una recesión como consecuencia de la pandemia, existen distintos indicadores que aconsejan una calma y valorar la situación antes de actuar.
mujer trabajadora
Redacción

Por lo general, las recesiones económicas traen consigo cuestiones relacionadas con la seguridad laboral. Sin embargo, la situación que plantea el COVID-19 abre unas perspectivas sin precedentes en la historia de la humanidad. Bien es cierto que aquella pandemia llega en un momento único, en el que la demanda de habilidades tecnológicas ha superado desde hace tiempo la oferta de talento en busca de trabajo. Por eso, aunque las consecuencias financieras de la pandemia aún no se han hecho sentir, el modo en que estas dos fuerzas se manifiestan —la interrupción y el cierre de empresas frente a la demanda de talento tecnológico acumulada— es algo que deberán analizar los profesionales de TI de cara a los próximos meses, junto a una serie de indicadores contradictorios.

Si por datos es, el sector de TI de EE.UU. añadió 8.500 puestos de trabajo en marzo, incluso cuando cerca de 19.000 empleados de TI de otras industrias se encontraban sin trabajo cuando la epidemia de COVID-19 empezó a manifestarse, según la Asociación de la Industria de Tecnología Informática (CompTIA).

En algunas industrias, la decisión de reconfigurar los sistemas de TI de las empresas para apoyar el trabajo desde casa mantuvo ocupados a los trabajadores de TI, incluidos los del sector de servicios de TI, pero el cierre económico posterior provocó la pérdida de puestos de trabajo en TI en otros lugares. Cifras que hay que tratar con una salvedad: se basan en una investigación realizada por la Oficina de Estadísticas Laborales de EE.UU. en la primera mitad de marzo, antes de que los efectos totales del confinamiento se afianzaran, por lo que la situación general puede ser significativamente peor.

Dentro del sector de la informática, alrededor del 44% de los puestos consisten en funciones relacionadas con la informática. El resto se desglosan en ventas, marketing, finanzas y RRHH, dice CompTIA; y si se desglosa también las cifras de BLS, el sector añadió 1.800 puestos de fabricación de ordenadores, electrónica y semiconductores entre febrero y marzo, para un total de 1.101.300 empleos. Los puestos de procesamiento de datos, alojamiento y puestos relacionados aumentaron en 1.900 hasta alcanzar los 352.300; los puestos de trabajo en servicios de informática y software, incluido el diseño de sistemas informáticos, aumentaron 3.800 para alcanzar los 2.256.800, y los puestos de trabajo en otros servicios de información, incluidos los portales de búsqueda, aumentaron en 2.700 para suponer un total de 357.300. Sin embargo, los puestos de telecomunicaciones en el sector de la tecnología de la información disminuyeron 1.700, quedando en 699.600.

Mientras, en la economía en general, las perspectivas eran más sombrías, con los mismos datos de BLS señalando la eliminación de 701.000 puestos de trabajo en marzo, 19.000 de ellos en IT según las estimaciones de CompTIA. Los más afectados fueron los restaurantes y bares (417.400 empleos perdidos), los servicios de ayuda temporal (49.500) y el comercio minorista (46.200).

La tasa de desempleo de los trabajadores de TI fue sólo del 2,4% en marzo, alrededor de la mitad de la tasa de desempleo nacional. Pero, a medida que la desaceleración económica se profundice, eso puede cambiar. Si tenemos en cuenta lo ocurrido durante la caída de las punto com de 2000-2002, y nuevamente durante la crisis financiera de 2008-2010, el desempleo de los trabajadores de TI alcanzó un máximo de alrededor del 6,5%.

Los puestos de responsabilidad están en suspenso

En el período anterior al comienzo del confinamiento, los gerentes de contratación todavía veían la necesidad de contar con personal de TI. Los puestos de trabajo en el sector de la tecnología de la información aumentaron entre febrero y marzo hasta llegar a unos 359.400, siendo los más solicitados los desarrolladores de programas y aplicaciones (114.00 puestos), seguidos por los especialistas en apoyo a la tecnología de la información (30.600), los ingenieros y arquitectos de sistemas (26.100), los analistas de sistemas (24.100) y los directores de proyectos de tecnología de la información (21.300), según un análisis de CompTIA. No todos estos puestos resultarán en una contratación definitiva, ha advertido también aquella asociación.

Por su parte, la consultora de empleo Janco Associates ha estudiado el efecto de la crisis de COVID-19 en los planes de contratación de los próximos meses. Dicha consultora espera que el reclutamiento para algunos puestos clave de alto nivel se deje en suspenso por ahora, debido a la dificultad de reunirse cara a cara con los candidatos; mientras que, a corto plazo, la contratación de contratistas y consultores se ha disparado. Es más, Janco ve que la demanda de gerentes de nivel medio se mantendrá fuerte durante los próximos tres meses.

Sin embargo, los gerentes de contratación parecen haber percibido antes que el Gobierno que algo malo venía se avecinaba: en el primer trimestre de 2020, CompTIA encontró más de 243.053 puestos de trabajo en TI que referían el trabajo desde casa como una opción o un requisito, en comparación con sólo 86.171 un año antes.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios