Talento Digital

El paro en el sector TIC es de sólo 3% en España pero aún hay 7.000 vacantes anuales sin cubrir

El IV Estudio de Empleabilidad y Talento Digital de la Fundación VASS y la UAM también revela que casi la mitad de las contrataciones técnicas provienen de carreras distintas a la de ingeniería informática, debido a la incapacidad de las universidades de absorber esa demanda.

universidad

Cerca de 7.000 vacantes para puestos de trabajo en el sector TIC se quedaron sin cubrir en 2021 en España por falta de candidatos con competencias específicas, según el IV Estudio de Empleabilidad y Talento Digital desarrollado por la Fundación VASS y la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

Se trata de algo positivo para los especialistas tecnológicos, que cuentan con una gran demanda, altos salarios y una tasa de paro que sólo llega al 3%. Desde el lado empresarial, las organizaciones del sector de servicios TIC han visto un crecimiento del 22% en su facturación en los últimos cinco años, lo que no ha hecho más que aumentar la demanda por talento digital. Este mercado ya contrata, difícilmente, entre 35.000 y 40.000 ingenieros y técnicos digitales, pero el déficit sigue siendo crítico, lo que se verá agravado por la acelerada transformación digital de las empresas tras la pandemia y por la inyección de fondos europeos en este sector. 

En este contexto, el director de la Fundación VASS, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y responsable del estudio, Antonio Rueda, comentó que “España debería crear 1,3 millones de especialistas TIC para cubrir los objetivos marcados por la Comisión Europea de cara a 2030, pero con los ritmos actuales no llegaríamos a los 400.000 en ese tiempo”.

Sara Álvarez Morales, Talent Acquisition Manager del Grupo Adecco, añadió que “a día de hoy la oferta y la demanda no son proporcionales, especialmente teniendo en cuenta que la digitalización es algo que afecta a todos los sectores y no solo a las empresas fundamentalmente TIC. La guerra por el talento, por tanto, debe ser una de nuestras mayores preocupaciones”.

 

Las universidades se quedan atrás

“En estos tiempos de escasez de materiales para el sector de las TIC, no debemos olvidar que la materia prima esencial de la digitalización es el talento”, destacó Rueda. El interés por formar parte de este sector es cada vez mayor, pero las universidades no dan abasto: desde el curso 2015-16, más de 27.000 jóvenes que solicitaron plaza en el grado de informática se quedaron fuera. 

Asimismo, sólo unos 8.000 de los egresados se integran definitivamente al mercado laboral, una cifra muy baja para las 14.000 empresas que mantienen procesos de contratación activos para este tipo de especialistas. De hecho, de este tipo de incorporaciones que provienen de la universidad, un 48,5% procede de carreras distintas a la ingeniería informática (como telecomunicaciones, física, matemáticas y otras). En cuanto a las contrataciones extrauniversitarias, el 53% viene de la Formación Profesional y ‘bootcamps’.

Rueda sostuvo que “la opinión de los expertos empresariales ante la incorporación de talento extrauniversitario es, generalmente, positiva, ya que estos nuevos trabajadores suelen incorporar un grado de especialización suficiente para tareas que no requieren de la preparación que tienen, al menos en el plano teórico, los jóvenes ingenieros, y que aceptan salarios más ajustados”.

En cuanto a las competencias técnicas clave que buscan las empresas TIC en sus procesos de selección, se encuentran los conocimientos en cloud computing, el desarrollo web front-end, el big data, las arquitecturas de microservicios y el control de las nuevas metodologías de trabajo. Por otra parte, las ‘soft skills’ más importantes son la cooperación y el trabajo en equipo, la adaptación flexible al cambio, la capacidad de aprendizaje y la responsabilidad.

No obstante, hay una brecha entre lo que el mercado requiere y lo que los candidatos son capaces de ofrecer. El Gap de Talento Digital se ubica en 45 puntos de 100 (siendo 100 el óptimo requerido por los contratantes). Esto indica, según el informe, un divorcio estructural entre lo que se enseña en la universidad y lo que las empresas necesitan.

 

Brecha de género, la eterna deuda

Otro de los resultados del estudio de la Fundación VASS y la UAM es la infrarrepresentación de la mujer en las carreras TIC. En el ámbito educativo, éstas sólo representan al 16% del total de estudiantes de Ingeniería Informática, a pesar de que obtienen mejores niveles de desempeño que sus compañeros. 

Además, sólo uno de cada seis especialistas TIC y uno de cada tres graduados en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas son mujeres. Rueda sostiene que “las cifras de empleabilidad y formación femenina en las carreras de informática y STEM son ahora incluso peores de lo que eran hace 20 años”.

“Mientras la mujer mantenga una representación manifiestamente insuficiente en el ámbito TIC, los objetivos de transformación digital de las empresas españolas seguirán comprometidos”, agregó.



Registro:

Eventos:

 

Partnerzones

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Documentos ComputerWorld