Educación | Noticias | 18 SEP 2018

Mi CIO se retira, ¿y ahora qué?

A la escasez de talento formado en tecnologías como big data, cloud o analítica hay que sumar la escasez de talento en sistemas heredados, que aún tienen una importante presencia en las empresas.
cio
Nerea Bilbao

La escasez de talento es, una de las principales desventajas competitivas que golpea los cimientos de la UE. Es de sobra conocida la preocupación de instituciones públicas y empresas privadas por este asunto, el de la brecha que genera la falta de los denominados perfiles STEM. Pero resulta que la escasez de perfiles no solo afecta a aquellas empresas que buscan expertos en nuevas tendencias tecnológicas. También afectan a quienes aún están en pleno proceso de transformación digital.

Las razones que explican la situación en la actualidad se deben por un lado a que Europa no genera suficientes graduados en TI y por otro a que la demanda se ha disparado; la tecnología ha irrumpido con fuerza y se ha convertido en un activo estratégico de todas las empresas, independientemente del sector industrial en el que operen.

Pero la sequía de profesionales se extiende vertiginosamente también a las empresas que operan históricamente con tecnología. El diario The Wall Street Journal advierte en un extenso artículo sobre un fenómeno que se está dando lugar en múltiples empresas; la jubilación de los trabajadores de TI está dejando muchos puestos vacantes. El problema es que las empresas no logran conseguir el talento para operar con sistemas legacy, a pesar de que están en procesos de transformación para actualizar aplicaciones y subir más cargas de trabajo a la nube.

“Si no tienes a nadie que dé soporte a estos viejos sistemas, tendrás más brechas en tu infraestructura”, advierten los expertos consultados por el Journal. Muchas de las empresas que llevan operando en el mercado durante las últimas décadas han construido sus sistemas en mainframes y otras aplicaciones.

El ejemplo de COBOL

Desde hace algunos años ya las empresas se están enfrentando a una escasez de programadores con conocimientos de COBOL. Esto ha dado lugar a un incesante debate sobre el futuro del mainframe.

Por un lado, hay voces que consideran que la importancia de estos sistemas es menguante y que están abocados a extinguirse. Otras voces advierten que la presencia de COBOL es lo suficientemente grande como para garantizar su supervicencia en los próximos años; sólo a modo de ejemplo, el 43% de los sistemas bancarios están construidos sobre Cobol y el 95% de los sistemas de lectura de tarjetas en cajeros automáticos se basa en este lenguaje.

Los expertos advierten de la importancia de formar al personal en estas materias, de activar una especie de plan de sucesión con la sufiente antelación. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios