Transformación Digital

“En España los notarios somos digitales desde hace 20 años”

Luis Fernández-Bravo, delegado de nuevas tecnologías del Consejo General del Notariado (CGN), desgrana el último gran proyecto de transformación digital de este colectivo: un portal para que particulares y empresas accedan a servicios notariales por internet de forma segura.

Luis Fernández-Bravo, delegado de nuevas tecnologías del Consejo General del Notariado
Luis Fernández-Bravo, delegado de nuevas tecnologías del Consejo General del Notariado.

No, los notarios no son profesionales anclados en la prehistoria que siguen trabajando de forma decimonónica, bajo montañas de papeles, sino profesionales con una mentalidad tecnológica desde hace al menos dos décadas. Así lo asegura Luis Fernández-Bravo, delegado de nuevas tecnologías del Consejo General del Notariado (CGN), en una entrevista telefónica con CIO, en la que recuerda que “el cuerpo de notarios es digital desde 2002, cuando la Ley 24/2001 de Medidas fiscales, administrativas y de orden social reguló la presentación telemática del documento público en los Registros”.

Hace un año, el cuerpo de notarios decidió dar un paso más y llevar este “potencial tecnológico”, que hasta entonces solo se usaba de cara a la Administración, a los ciudadanos y empresas. ¿Cómo? Abriendo “la sede electrónica notarial, desde la que realizamos anualmente millones de trámites con las Administraciones Públicas”, apunta el portavoz. Una sede que permitió, solo el pasado año, el envío de ocho millones de copias electrónicas de documentos notariales a las Administraciones, cerca de 2,5 millones a los registros y al catastro, y cientos de miles de liquidaciones telemáticas, certificaciones o remisiones de datos, que supusieron un volumen de firmas notariales superior a los 20 millones.

 

Portal Notarial del Ciudadano

Gracias al Portal Notarial del Ciudadano, estrenado durante la pandemia, ahora cualquier persona puede elegir notario a través de esta plataforma y entrar en contacto con él, así como realizar algunas gestiones notariales de forma telemática, “con la misma seguridad y garantías que en las notarías”. Los usuarios pueden, por ejemplo, solicitar y disponer de las copias electrónicas de sus escrituras en un espacio privado y seguro. Asimismo, es posible mantener una videoconferencia con un notario siempre que éste lo considere conveniente. 

Se puede acceder al portal con un registro básico de usuario y contraseña para acceder a información o, si se quiere realizar otras gestiones más avanzadas, mediante un segundo nivel de acceso que requiere una acreditación, “es decir, que el usuario haya ido físicamente a una notaría a recoger una clave única o que disponga de certificado de firma digital, por ejemplo, el que todos tenemos con el DNI electrónico”. 

El responsable asegura que el proyecto ya estaba en marcha antes de la pandemia, pero “esta aceleró este proceso de modo que, una iniciativa que habría tardado una década en llevarse a cabo, la desarrollamos en un año”.

Fernández-Bravo subraya que las gestiones que los ciudadanos y las empresas pueden realizar a través del portal están limitadas por ley, dado que las copias simples de las gestiones notariales a las que pueden acceder solo tienen eficacia informativa. “La Ley 24/2001 solamente regulaba las gestiones entre el cuerpo de notarios y la Administración, pero no con los ciudadanos y las empresas”, explica. “Por ejemplo, para procedimientos como la firma de unas escrituras, los ciudadanos tendrán que seguir acudiendo a la notaría de forma física y obtener el documento en papel, un escrito que se guarda eternamente”.

Aun así, defiende las ventajas que supone el uso del portal, que ya tiene más de 93.000 usuarios registrados. “Ahora las copias simples de documentos notariales se encuentran en un espacio seguro de forma electrónica y siempre estarán accesibles para los usuarios. Digamos que ya tenemos la tecnología y el servicio en marcha; ahora lo que tendría que cambiar es la ley”. Con este proyecto, afirma, el cuerpo de notarios español ya se ha adelantado a la futura regulación, que llegará antes o después. “Por ejemplo, en Alemania sí tienen ya una legislación al respecto, pero no tienen la tecnología lista”, añade.

Para Fernández-Bravo, iniciativas como las que prepara la Comisión Europea para que un emprendedor pueda constituir una sociedad limitada en 24 horas sin presencia física de ninguna autoridad son claros pasos hacia la regulación de la relación digital entre los notarios y la ciudadanía.

 

“La tecnología nunca sustituirá al notario”

Preguntado por el futuro de una profesión que desempeñan en España casi 3.000 personas dentro de un escenario cada vez más digitalizado y en el que surgen tecnologías como blockchain, que algunos expertos ya han señalado que puede impactar de forma importante en la labor de este colectivo, Fernández-Bravo lo tiene claro: “La tecnología nunca sustituirá al notario. Su función, como funcionario y profesional del derecho, trasciende al medio y cualquier tecnología que usamos es un medio para alcanzar un fin. Antaño escribíamos en tablillas y hoy en PC pero nuestra labor sigue siendo indispensable”, sentencia.

Respecto a blockchain en concreto, añade que no se puede comparar la figura del notario con la cadena de bloques, que es un medio técnico. “Blockchain supone la llegada de un sistema distribuido de tecnología, frente al sistema centralizado actual. ¿Funcionará? ¿Nos ayudará? Habrá que estudiarlo, como también habrá que analizar el impacto de la inteligencia artificial en muchas profesiones. ¿Desplazará al humano? En mi opinión, puede ayudar en los procesos pero no sustituirá a las personas”.

 

Una transformación digital “progresiva y adecuada” del notariado español

El delegado de nuevas tecnologías del Consejo General del Notariado considera que la transformación digital de los notarios en España, que arrancó en 2002, “se ha hecho muy bien, de forma progresiva y adecuada”. Ha sido, apostilla, “un logro de este colectivo, pues el Estado no ha invertido nada en esta modernización”.

“Actualmente —añade—, una notaría no puede funcionar sin tecnología”. Fernández-Bravo resalta de forma positiva que todas las notarías tengan el mismo nivel de implantación tecnológica, al funcionar con la infraestructura tecnológica de Ancert.

Finalmente, respecto a las expectativas de uso que el Consejo General del Notariado espera que tenga el portal en un futuro próximo, el portavoz señala: “Creemos que tendrá bastante éxito entre emprendedores y ciudadanos que tengan que usar con frecuencia servicios notariales. No obstante, esperamos que, poco a poco, todos los ciudadanos usen esta vía telemática cada vez más. Obviamente, la digital no puede ser la única vía de acceso a los servicios notariales porque aún existe una brecha tecnológica. Siempre mantendremos con los ciudadanos y las empresas las dos vías de atención: la digital y la analógica”.


 

 

 


Próximo Webinar en Directo

Revista Digital CW octubre

Partnerzones IDG
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:
Ya disponible en IDG Research:

 

Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Documentos ComputerWorld