Banca
Entrevista
Nube
ENTREVISTAS

"La evolución natural es hacer 'cloud ready' todas nuestras infraestructuras"

El proveedor de servicios informáticos RSI comenzará un proceso de migración de su core bancario hacia un modelo de nube híbrida que, según Miguel de Reyna, director de Arquitectura, y José Luis Macías, director de Producción, les permitirá adaptar su tecnología "sin cambiar su esencia".

josé luis macías y miguel de reyna rural servicios informáticos rsi
Miguel de Reyna, director de Arquitectura, y José Luis Macías, director de Producción de Rural Servicios Informáticos (RSI).

Cuatro años toman las grandes transformaciones en Rural Servicios Informáticos (RSI), según Miguel de Reyna, director de Arquitectura en la empresa de TI que nace como el brazo informático de Caja Rural, y cuatro años es lo que calcula que demorará su último cometido: migrar su core bancario a un modelo de nube híbrida, de la mano de IBM y Red Hat.

Es una continuación natural de nuestra estrategia de negocio”, asegura De Reyna, quien explica que, al ser una empresa de outsourcing de servicios informáticos a entidades financieras, “nuestro foco es 100% la tecnología”. Por eso, esta transición a una nube híbrida es solo un paso más de los muchos que han tomado en esa dirección y que le ha permitido a RSI “seguir manteniendo un modelo de negocios y un esquema de precios competitivo, y la evolución natural es hacer cloud ready todas nuestras infraestructuras”.

Su core bancario fue desarrollado en los 90 por IBM y para De Reyna, “es un ejemplo de arquitectura bien hecha, ya que no ha requerido muchas modificaciones para adaptarlo a todas las innovaciones tecnológicas que ha habido estos años. Ahora se requiere hacerlo cloud ready también y eso implica una serie de cambios tanto tecnológicos como funcionales. El compañero natural para esa transformación es IBM”. 

 

"Vamos a renovar nuestras tecnologías para adaptarlas a lo que en el sector hay, sin cambiar la esencia"

 

Miguel de Reyna, director de Arquitectura de RSI

 

En ese contexto, RSI dará el pistoletazo inicial de su plan de transformación digital denominado ‘Cloud Office’, con el que migrará las cargas de trabajo core a la nube específica para el sector financiero, IBM Cloud for Financial Services. Para José Luis Macías, director de Producción de RSI, la creación de un producto especialmente diseñado para esta industria fue otra de las claves para la elección del proveedor. “La apuesta de IBM por la cloud financiera es uno de los motivos por el que nos hemos atrevido a dar el paso con IBM. Ha sido muy importante, esa cloud del sector y además aquí en España”, dice.

Al unirse a la región cloud multi-zona (MZR) de IBM, RSI podrá aumentar su seguridad y modernizarse según los estándares de la normativa actual. Gracias al nuevo mainframe IBM z16, el proveedor de servicios TI también podrá analizar transacciones en tiempo real y a escala con inteligencia artificial, y así detectar y prevenir el fraude financiero. La migración, además, le permitirá a RSI reducir en un 25% su consumo de energía, disminuir la dispersión de calor en otro 25% y, como resultado, reducir sus emisiones de CO2.  

 

Una nube híbrida para experimentar

¿Por qué decantarse por una nube híbrida? De Reyna explica que “nosotros gestionamos infraestructuras complejas, no todos los servicios que damos estarían en un cloud. Y luego nuestro modelo de costes está muy adecuado a nuestro modelo de negocio, entonces no podemos mover toda nuestra carga computacional a la nube de golpe, tiene que ser una cosa que tenga sentido”.

Macías, por su parte, asegura que “la idea es ejecutar la carga donde más segura sea, donde económicamente sea más rentable y donde tengamos control, somos un entorno muy regulado. Entendemos que un modelo híbrido, en el que podemos gestionar dónde y cómo queremos ejecutar cada una de las transacciones o las cargas, es el modelo que más se adapta hoy en día”.

 

"La idea es ejecutar la carga donde más segura sea, donde económicamente sea más rentable y donde tengamos control"

 

José Luis Macías, director de Producción de RSI

 

Entre los beneficios que RSI espera de esta migración a la nube, De Reyna destaca la “flexibilidad de crear entornos de ejecución, sandboxes, donde nosotros podamos experimentar con mucha más agilidad nuevos productos, nuevos servicios, nuevas aplicaciones”. 

También apunta la “renovación de nuestras tecnologías para adaptarlas a lo que en el sector hay, sin cambiar la esencia, o sea, permitir prolongar la bondad de nuestro modelo de negocio y tecnológico, a partir con los mismos sistemas que los últimos 25 años hemos ido evolucionando y sobre los que hemos hecho mucha inversión”.

 

Un cambio tras bambalinas

Esta transformación digital en la que se embarca RSI no viene sin sus retos, sobre todo en un sector como el financiero. “Hemos hecho grandes proyectos de modernización en los últimos 20 años, y siempre lo hemos comparado con cambiar los motores del avión en pleno vuelo. En un período de cuatro años, tu tecnología es totalmente distinta, pero la operación se ha mantenido exactamente igual. El principal reto es ese, cambiar de una realidad a otra muy distinta sin que el usuario lo perciba”, comenta el director de Arquitectura de RSI. Lo mismo aplica para sus trabajadores, que deben seguir operando los sistemas con el mismo nivel de calidad.

Transformar eso para adaptarlo a infraestructuras cada vez más ágiles, más ligeras, más complejas y muy alejados de la forma de pensar tradicional de la base de técnicos que están en el sector, ese es un desafío muy gordo”, puntualiza De Reyna.



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

ransomware lupa Whitepapers


Registro:

Eventos: