Lexmark abandona el negocio de inyección y despide a 1.700 empleados

El fabricante de impresoras Lexmark anuncia que abandona el negocio de la inyección de tinta (aunque continuar dando soporte a los actuales clientes), por lo que despedirá a 1.700 empleados.

Lexmark abandona el negocio de la inyección de tinta, por lo que despedirá a 1.700 empleados, la mayoría de ellos relacionados con esta unidad de negocio (como los cerca de 1.100 puestos de fabricación), según ha confirmado la compañía.

Como parte de esta reestructuración, la compañía cerrará las fábricas de cartuchos de inyección en Filipinas a finales de 2015 y eliminará otros activos relacionados con su desarrollo a finales del próximo año.

Aunque Lexmark dejará de ofrecer impresoras de inyección, seguirá ofreciendo soporte, servicios y componentes a los clientes de estas gamas. De hecho, los cartuchos seguirán disponibles en el canal de distribución y en la web del fabricante con todas las garantías, según ha remarcado la compañía.

De esta forma, Lexmark abandona el mercado de consumo y se centrará en los productos profesionales, que tienen un mayor margen, como los equipos multifunción y servicios, así como otros productos de software, como gestión de contenido. Lexmark también está evaluando la posibilidad de vender su tecnología relacionada con la inyección de tinta.



Revista Digital CW octubre

Próximo Webinar

Partnerzones IDG
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:
Ya disponible en IDG Research:

 

Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Documentos ComputerWorld