Industria y Utilities | Noticias | 25 DIC 2018

¿Cómo evolucionará la inteligencia artificial en los próximos doce meses?

La IA se enfrenta a la posibilidad de sobrepasar la fase de 'hype' para entrar en la de maduración, un proceso en el que se entrecruzan distintos factores.
2019
Redacción

La inteligencia artificial ha ido ganando protagonismo en los últimos años, hasta el punto de que es una de las tendencias sin las cuales no se entendería el actual escenario digital. Es natural, dada su relevancia, que tenga especial protagonismo en las quinielas de los especialistas sobre cómo será el año 2019 en temas de tecnología. El último en realizar un esbozo de cuáles serán las principales pautas de actuación en IA ha sido Lee Beardmore, el vicepresidente de innovación y servicios de negocio de la compañía de estudios de mercado Capgemini. 

Según Beardmore, en 2019 seguiremos viviendo una época de 'hype' de inteligencia artificial, aunque sus previsiones apuntan a que se verán los primeros atisbos de maduración. Los líderes de negocios ampliarán sus conocimientos, aunque sea a nivel básico, sobre esta herramienta y sus múltiples posibilidades. Los proveedores trabajarán en la simplificación de sus soluciones de IA para llegar a una base de usuarios más amplia. Con todo esto, la inteligencia artificial no será ya una opción más del abanico tecnológico, sino una herramienta que es obligatorio tener en cuenta a nivel empresarial

Hay varias vertientes concretas en las que Beardmore espera que se produzca un desarrollo especial: la tecnología de procesamiento del lenguaje natural, para ayudar a las organizaciones a trabajar con los volúmenes ingentes de datos no estructurados, y los chatbots. Las interfaces de voz se expandirán a la par que los dispositivos habilitados con estas herramientas o sus funcionalidades se popularizan. Por ejemplo, tendrán un especial papel dentro de las empresas para facilitar respuestas concretas de un modo ágil a la plantilla. En RPA, que ha experimentado una importante adopción en 2019, se incrementará la inteligencia en productos base, de cara a crear ecosistemas de automatización inteligente definidos

Sin embargo, la gran traba a este despliegue creciendo será, un año más, la falta de profesionales con las habilidades necesarias para el trabajo con IA. Esto se verá compensado por un uso más industrializado del aprendizaje automático para el análisis predictivo, una de las ramas con mayor dominio en la industria.

De cuestión de fondo subyace el tema de la ética de la inteligencia artificial. Se buscará una mayor transparencia, encaminada a visibilizar los fundamentos de las decisiones y recomendaciones basadas en esta tecnología y evitar los sesgos involuntarios. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios