IA
Industria 4.0

Ford testa la IA en su cadena de montaje para que los vehículos salgan de manera autónoma

El fabricante de automóviles ha desarrollado un piloto para probar la inteligencia artificial con el fin de que los modelos eléctricos salgan de la línea de montaje sin nadie al volante impulsando así la producción en Europa.

coches eléctricos IA Ford
Ford testa la IA en sus vehículos eléctricos impulsando la autonomía y la producción.

Desde hace más de un siglo, los modelos que producía Ford en sus fábricas salían de la línea de montaje con una persona al volante; sin embargo, esto podría cambiar muy pronto. Y es que la compañía de origen estadounidense está testando una nueva tecnología de conducción automatizada basada en la inteligencia artificial (IA) con el fin de hacer más eficiente el proceso. En el marco del desarrollo del proyecto, los vehículos no solo parten solos de la cadena de montaje, sino que también se desplazan por sí mismos a los puntos de pruebas finales y se auto recargan antes de estacionarse a sí mismos, listos para su entrega a los clientes.

El proyecto de investigación, bautizado como E-SELF, forma parte de una serie de iniciativas que Ford está analizando mientras pone a punto para la industria del mañana su Centro de Vehículos Eléctricos en Colonia, Alemania. Un proyecto que cuenta con una partida presupuestaria de 2.000 millones de euros a invertir en la citada infraestructura donde dará comienzo la producción de vehículos eléctricos este año. Para 2026, Ford tiene previsto vender anualmente en Europa 600.000 vehículos eléctricos. Además, para 2030 se ha comprometido a contar con una gama de turismos totalmente eléctricos.

"Ford está reinventando su cartera de automóviles en Europa, y estudiar cómo producimos nuestros nuevos vehículos eléctricos es una parte integral de ese proceso", ha dicho el jefe de proyecto de Ford, Frank Schwarz. "La introducción de la tecnología de autónoma en la línea de montaje podría impulsar su eficiencia y seguridad, al tiempo que permitiría a los empleados centrarse en las tareas clave".

 

Sobre la investigación

Tal y como han avanzado fuentes corporativas, la compañía llevará a cabo estas pruebas durante dos años y medio junto al Instituto de Ingeniería de Automoción de la Universidad Técnica de Braunschweig y Kopernikus Automotive. Para ello han contado, además, con la financiación de 2 millones de euros a cargo del Ministerio Federal de Economía y Protección del Medioambiente.

El proyecto E-SELF utiliza la comunicación vehículo-infraestructura para controlar y supervisar los vehículos. De esta manera los sensores situados en la planta pueden identificar riesgos en el recorrido del vehículo como, por ejemplo, la presencia de una persona o de otro vehículo; en estos casos, este reduce la velocidad o se detiene, según sea necesario.

Solo las pruebas finales pueden implicar una docena o más de trayectos entre distintas ubicaciones antes de que los vehículos queden estacionados y listos para su recogida y suministro por carretera, ferrocarril y barco. Con la tecnología de IA, los automóviles se conducirían solos, se cargarían y estarían listos para salir. Este sistema funciona con todos los vehículos equipados con transmisión automática, control electrónico de estabilidad, freno de mano eléctrico y dirección asistida; el único requisito adicional es una unidad de comunicación inteligente que permita la interacción con la infraestructura.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinar:

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

ciberseguridad Whitepapers

Imagen que ilustra el teletrabajo Whitepapers


Registro:

Eventos: