Industria y Utilities | Noticias | 04 JUN 2019

Google devuelve internet a la región de Perú afectada por un terremoto

Los globos de Loon se han desplegado en la zona afectada con la colaboración de Telefónica para restablecer el servicio de red LTE en apenas 48 horas.
Google Loon
Redacción

El último ejemplo de cómo la tecnología se pone en marcha para mitigar los daños en catástrofes viene de la mano de Google; más en concreto de Loon, la iniciativa con la que el gigante digital quiere llevar internet a regiones remotas mediante el uso de globos estratosféricos. El 26 de mayo de madrugada se registraba un terremoto de magnitud 8 en Perú, el mayor de los últimos 12 años en el país y el más fuerte hasta la fecha de 2019. Dos días después, Google conseguía devolver la conectividad en las áreas afectadas. 

El epicentro del terremoto se localizaba en el departamento de Loreto, situado al norte de Perú, aunque se llegaba a sentir en países como Colombia o Ecuador. A esta zona es a la que Google, a petición del gobierno de la nación latinoamericana y de la compañía Telefónica, redirigía un grupo de sus globos de Loon. Las primeras unidades llegaban el martes por la mañana, cerca de 48 horas después del temblor, y empezaban a dotar a los usuarios de acceso a la red LTE. Según el CEO de Loon, Alastair Westgarth, se espera enviar más globos en los próximos días. 

La petición de Telefónica se entienden en el marco de la colaboración que las compañías mantienen desde hace ya varios años. De hecho, ya en 2017 el gigante tecnológico y la teleco se asociaban para dar respuesta a los problemas derivados de las inundaciones que se producían en el norte del país. 

Desde hace unos meses, las firmas estaban negociando un contrato comercial para emplear los dispositivos de Loon para llevar internet móvil a regiones no conectadas, entre ellas áreas amazónicas de Perú, precisamente en la zona donde se ha producido el seísmo; de ahí la agilidad en los tiempos de respuesta a la catástrofe, explica Westgarth. En las últimas semanas se había comenzado con el despliegue de infraestructuras y con las propias pruebas con los globos, que al estar ya en la región pudieron ser desplazados en tiempos mucho más cortos. 

Como comparativa, Google también se encargó de dotar de conectividad a Puerto Rico tras el paso del huracán María. En este caso, llevó cerca de cuatro semanas empezar a dar servicio a la isla. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios