Industria y Utilities | Noticias | 30 OCT 2018

Hacia un uso transparente de la IA

Telefónica se suma al grupo de empresas que han decidido establecer unos principios éticos de trabajo y desarrollo de la inteligencia artificial.
inteligencia artificial
María Ramos

La aplicación de herramientas basadas en inteligencia artificial es, sin duda, una de las tendencias del momento. La consultora Gartner prevé que su volumen de mercado alcance los 1,2 billones de dólares en este 2018, con lo que habrá crecido un 70% respecto a 2017; para 2022 triplicará las estimaciones de este año, hasta los 3,9 billones. 

Un negocio de estas características se consigue por la vía de integrar la IA en aplicaciones, procesos y trabajos a múltiples niveles. Pero su utilización no está exenta de potenciales incidentes y, con ellos, de polémicas. De ahí que, de un tiempo a esta parte, vayan aumentando las empresas que abogan por un uso ético de esta tecnología. Entre las que más claramente se han posicionado está Google. En junio de este mismo año su CEO, Sundar Pichai, anunciaba los siete principios de la compañía para orientar su trabajo con IA, entre los que están que se emplee para beneficio de la sociedad o que se eviten sesgos injustos. Este ideario ha sido una de las justificaciones para sus recientes decisiones de retirarse de la carrera por la gestión de la cloud del Pentágono y de no renovar un contrato con este mismo organismo, precisamente en relación a un programa de IA. 

Además de Google, otras organizaciones se han pronunciado sobre el uso de IA, especialmente en aspectos concretos como su uso para la construcción de armas autónomas. El Future of Life Institute es una de las entidades más activas en relación a la vigilancia sobre usos no adecuados de esta tecnología, pero no es la única. Cada poco tiempo, expertos de distintas disciplinas advierten sobre la necesidad de abordar la IA desde un enfoque ético

En nuestro país, Telefónica acaba de sumarse a este movimiento con el anuncio de sus pautas éticas para el uso de inteligencia artificial, promocionándose como una de las primeras compañías del mundo en fijar estos principios. A través de ellos, la teleco se compromete a diseñar, desarrollar y usar la IA con integridad y transparencia. Sus principios éticos se basan en cinco elementos que deben caracterizar el empleo de la tecnología: tiene que ser justo, sin impactos discriminatorios; totalmente transparente e identificable, y explicable; debe estar al servicio de la sociedad y generar beneficios tangibles para las personas; tiene que asegurar la privacidad y la protección de datos desde el diseño; y, por último, lejos de aplicar estas ideas únicamente en su trabajo, la teleco se compromete a verificar la lógica y los datos utilizados por socios, proveedores y terceros.

La compañía aplicará estas normas a todos los mercados en los que está presente. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios