Industria y Utilities | Noticias | 23 MAY 2019

Heineken introduce la impresión 3D en su planta de Sevilla

La empresa cervecera ha integrado la tecnología en el diseño, con la realización de modelos de piezas para maquinaria de las líneas de envasado.
Heineken 3D impresión
Redacción

Nuevo caso de uso de tecnología de impresión 3D aplicado a manufactura y fabricación. La filial española de grupo Heineken ha desarollado un piloto en su factoría de Sevilla para el cual ha integrado esta tecnología en el diseño de componentes. La firma ha contado con la colaboración de la empresa especializada en estas técnicas Ultimaker. 

El empleo de tecnología de impresión 3D en manufactura agiliza los procesos productivos y ayuda a mejorar el aprovechamiento de recursos, facilitando el ahorro de costes. En el caso del piloto de Heineken, la compañía ha aplicado la tecnología a varios modelos de piezas, fabricadas con la impresora 3D S5 de Ultimaker, que han sido empleadas en las máquinas de las líneas de envasado de su planta sevillana. 

La firma, fabricante de marcas como Cruzcampo, Desperados o la propia Heineken, apunta varios beneficios derivados de la iniciativa, mayormente en el terreno de la eficiencia económica y ecológica, manteniendo los niveles de seguridad y funcionalidad. Según Heineken, en el año que llevan con el proyecto en marcha han conseguido ahorrar un 80% en costes respecto a otros modelos de producción. Parte de los procesos de logística y transporte han visto reducida su frecuencia, lo que ha tenido un importante impacto medioambiental. 

A nivel de operatividad, el rediseño de piezas les ha permitido optimizar la maquinaria a corto plazo al fabricar elementos bajo demanda. La compañía explica que los procesos tradicionales de recambio de piezas les obligan a contactar con proveedores externos, desembolsando cantidades mayores y quedando sujetos a los tiempos de envío de terceros. Así se consigue agilizar todo el proceso de producción o reemplazo de cada componente. El director de la fábrica de Sevilla, Juan Candau, añade otra ventaja de la aplicación de impresión 3D. "Nos ha ayudado a avanzar en la prevención de accidentes", señala, "creando componentes específicos para procesos muy concretos".

Heineken se plantea ahora escalar el proyecto de la fábrica de Sevilla, la mayor de España de la firma, a otros centros de producción de todo el mundo, expandiendo el uso de la impresión 3D a otros elementos y fases del proceso. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios