Industria y Utilities | Noticias | 29 ENE 2019

La aplicación de tecnología en la cadena de suministro supondrá 440.000 millones de dólares en 2023

La inteligencia artificial será el motor de este proceso, de tal modo que los ingresos derivados del uso de herramientas digitales en el proceso de abastecimiento crecerán a una tasa anual compuesta del 11% hasta 2023.
Almacen logistico
Redacción

La tecnología está permeando prácticamente todos los sectores y áreas de actividad, aunque no todos con la misma intensidad o a la misma velocidad. En la parte de la cadena de suministro, se espera que los próximos años sean clave en la adopción de herramientas digitales. De resultas, los ingresos generados por la tecnología en la cadena de suministro global crecerán a un ritmo compuesto anual del 11% en los próximos cinco años, según ABI Research. Para 2023, 440.000 millones de dólares derivarán de la aplicación de recursos tecnológicos en los procesos de abastecimiento.

Para la firma de análisis, los proveedores, fabricantes, minoristas y suministradores de servicios logísticos (LSP) van a seguir adoptando estrategias de tecnología digital, que a su vez se irán refinando y sofisticando, para enriquecer toda la cadena de valor logística. La combinación de tecnologías y servicios hará que se generen hasta 4,6 billones de dólares de la cadena de suministro, un 29% más que en 2018.

En este escenario, la inteligencia artificial tendrá un papel destacado. La aplicación de IA en la cadena de suministro mejora la toma de decisiones y facilita las tareas de automatización. Esto se refleja en una serie de efectos concretos, como que ayuda a optimizar el cálculo de flujo de demanda y la planificación, además de influir en otros factores como la reducción de riesgos, el transporte de productos o la atención a clientes. En resumen, la IA facilita una mejor sincronización de todos los agentes involucrados en la cadena de abastecimiento

Esto va en línea con las predicciones de Gartner. La firma de análisis publicaba hace unas semanas un análisis en el que incluye la previsión de que para el año 2023, al menos la mitad de las grandes empresas a nivel global emplearán inteligencia artificial en la cadena de suministro, además de analítica avanzada e IoT. Estas herramientas apoyarán el surgimiento de cambios y nuevos modelos de negocio y procesos, lo que a su vez tendrá repercusión económica, bien en la forma de mayores ingresos o en un aumento de los ahorros en costes. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios