Industria y Utilities | Noticias | 26 MAR 2019

Los almacenes robotizados se multiplicarán por más de 12 en los próximos seis años

La firma ABI Research calcula que en 2025 las instalaciones que cuenten con herramientas de robótica serán más de 50.000, frente a las 4.000 de 2018, y contarán con unos cuatro millones de dispositivos.
almacén
Redacción

El empleo de robótica será clave en el futuro de la gestión de los almacenes, dentro de la cadena de logística y suministro. La aplicación de inteligencia artificial está desarrollando esta herramienta para optimizar su uso en todo tipo de localizaciones, incluso en espacios complejos. Este será uno de los factores que impulsará su adopción en los próximos años, en un proceso que llevará a que en 2025 haya más de cuatro millones de robots comerciales repartidos en más de 50.000 almacenes. 

Así lo indica la firma ABI Research. La compañía parte de los datos de 2018, en los que la cantidad de instalaciones robotizadas quedaba por debajo de las 4.000. El añadido de IA, en concreto de ramas como el 'deep learning' o la visión artificial, amplía el rango de tareas que pueden realizar y la dificultad de las mismas, lo que resultará esencial para ampliar su adopción.

En este proceso de expansión también tendrá un papel fundamental el comercio electrónico, que agiliza cada vez más los tiempos de entrega hasta normalizar la recepción del pedido en el mismo día o a las 24 horas de su adquisición. En este escenario, el empleo de robots en el almacén, que aceleran el desempeño de las tareas de gestión, se está incrementando de forma considerable. 

Otro de los factores que impulsarán el despliegue de estas herramientas es la mayor asequibilidad y el retorno de la inversión de una creciente variedad de robots ligeros, que funcionan como alternativa a la automatización mecánica fija tradicional o a las operaciones manuales. Para ABI Research, los sistemas automatizados de vehículos guiados o AGV y los robots autónomos móviles, también conocidos como AMR, pueden reemplazar directamente a la automatización mecanizada más pesada, que generalmente requiere una inversión masiva por adelantado y una infraestructura física rígida.

El uso de estos robots sirve para optimizar el espacio en las instalaciones y puede reducir la necesidad de nuevos centros, con el coste añadido que eso supone. Los sistemas robóticos móviles también ofrecen flexibilidad añadida, pudiendo agregar o eliminar unidades según los flujos de demanda, o reconfigurando de forma fácil y relativamente rápida la parte de operaciones si hay cambios en la planificación.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios