Caso de éxito
Retail
Industria

Mahou mejora sus ventas gracias a tecnologías como el 'big data'

La compañía registró un 428% más de pedidos a través de Solana, su plataforma integral de venta online.

Mahou san miguel

Desde que se fundó en el año 1890 como una fábrica de hielo y cerveza, el grupo Mahou ha apostado por la innovación como pilar estratégico para el desarrollo de su negocio. Y siempre con un único objetivo: aprovechar el uso de herramientas y tecnologías para acercarse a sus consumidores con los mejores productos y servicios. 

Una de las mayores apuestas de la compañía en las últimas décadas ha sido transformar los procesos productivos de sus fábricas con el fin de adaptarse a las exigencias del nuevo mercado global. Es lo que se conoce por la industria inteligente o 4.0. Para ello, la compañía ha abrazado sistemas que permiten unir los avances en materia de automatización y la conectividad con la gestión de procesos y personas. 

 

Un e-commerce centrado en el dato

Pero si hay un proyecto que está marcando la evolución de la marca en los últimos años este es, sin duda, Solana, la tienda online de Mahou San Miguel. Con ella, la compañía se convirtió en una de las primeras del sector en contar con una plataforma integral de e-commerce, ya que los usuarios no solo pueden adquirir su familia de cervezas, sino también una amplia variedad de experiencias como visitas al centro de producción de Mahou San Miguel en Alovera (Guadalajara), catas, maridajes, conciertos, ferias gastronómicas, menús maridados y cursos especializados con los que ampliar y reforzar su conocimiento sobre el universo cervecero.

Solana nació de la necesidad de adaptarnos a los nuevos hábitos de un consumidor cada vez más omnicanal, ofreciéndole una nueva vía de acceso a nuestros productos. Y lo hacemos de una forma más cercana y profunda gracias a las ventajas que nos ofrece la tecnología”, explica a CIO Miguel Ángel Miguel, director general de transformación de Mahou San Miguel. Así, por ejemplo, “el big data nos permite conocer más y mejor los gustos de los consumidores, por lo que podemos adaptar nuestra oferta a sus preferencias, expectativas e, incluso, a su estado de ánimo”. 

 

Miguel Ángel Miguel, director general de transformación de Mahou San Miguel.

 

Y es que, según Miguel, Solana es mucho más que un canal de ventas online. “Además de acercarnos a nuestros clientes, nos sirve para obtener un feedback muy preciso sobre nuestros productos, el cual tenemos muy en cuenta a la hora de incorporar innovaciones y mejorar la experiencia de compra. De hecho, aprovechamos este contacto directo con el consumidor que nos proporciona la tienda online para lanzar nuevos productos en primicia y comprobar la aceptación que tiene, qué sensaciones transmite y si cumple con lo que esperan. Una información muy valiosa que nos ayuda a enriquecer el resto de los canales de venta”. 

 

Un proyecto transversal

Aunque Solana es un proyecto impulsado desde la dirección general de Transformación, en él participan y colaboran todas las áreas de la compañía, aportando a todas ellas nuevas capacidades de negocio. De acuerdo con Miguel, “es un modelo totalmente transversal que afecta a Transformación por la parte tecnológica, a Marketing por la parte de conocimiento del consumidor, a Negocio por la gestión de un nuevo canal de ventas y a Innovación por la parte de lanzamientos y aprendizajes”.

Para un proyecto de estas características, los partners juegan un rol fundamental. “Trabajamos con varios para el desarrollo y funcionamiento de nuestra tienda online como OSF Digital, que son expertos desarrollo web y especialistas internacionales en Commerce Cloud de Salesforce”, explica Miguel. Además, trabajan con proveedores locales, “ya que somos muy conscientes del impacto que tienen estas sinergias en nuestra economía”. Algunos de ellas son Atlas Cloud, colaborador en los proyectos relacionados con las nubes de CRM y Marketing de Salesforce; o Diga33, una agencia especializada en experiencia de usuario y diseño web.

 

Resultados

El objetivo de Mahou San Miguel con Solana era acercar la cultura cervecera a los hogares de los clientes, dándoles la oportunidad de conectar con ellos y entenderles mejor. Pero, además, la plataforma ha conseguido unos resultados mucho más tangibles: “En 2020, debido a la crisis sanitaria y a las restricciones de confinamiento derivadas de la misma, el e-commerce recogió unos resultados muy por encima de nuestras expectativas, registrando un 428% de pedidos más de lo previsto. Y es que, en este momento, Solana fue clave para nosotros. Con ella fuimos capaces de poner en marcha muchas iniciativas innovadoras y desarrollar propuestas de valor que acompañaron al consumidor y dieron respuesta a sus necesidades”. 

 Esta buena tendencia continuó en 2021 y, aunque lo hiciera de una forma menos acelerada, la compañía está convencida del potencial de este canal y de lo mucho que aún tiene que ofrecer a sus consumidores. 

 

 

Un futuro lleno de desafíos 

De cara al futuro más inmediato, el director general de transformación está convencido de que en un contexto tan cambiante y volátil como el que vivimos “es nuestra obligación como líderes anticiparnos y adaptarnos tecnológicamente para impulsar toda la cadena de valor”. En este sentido, la marca continuará aumentando la escucha y la interrelación con sus clientes y consumidores. Para ello, trabajarán para que la tecnología les ayude a mejorar sus experiencias, su eficiencia, su toma de decisiones y su capacidad analítica. “La tecnología es un gran acelerador de mejoras para toda la cadena de valor”.

 Pero, esa búsqueda constante de la innovación hace que la compañía tenga una serie de retos que afrontar de cara al futuro. Uno de ellos es mejorar su capacidad de respuesta a las nuevas necesidades y gustos de sus consumidores y del mercado en general a través de la Industria 4.0. “Estos desarrollos nos permiten hacer tiradas especiales más cortas, como, por ejemplo, personalizar nuestros productos de una forma mucho más eficiente”. Además, “todavía tenemos mucho que explorar en lo que respecta al aprovechamiento del big data con el fin de conocer mejor lo que quieren nuestros clientes, optimizar y hacer más sostenibles todos nuestros procesos o adelantarnos a los cambios de forma cada vez más ágil”. 

Por último, la compañía busca mejorar su capacidad de transmitir y compartir las inmensas posibilidades de la digitalización entre sus clientes hosteleros y ayudarles a que lo integren en sus negocios para hacerles el trabajo más sencillo y que puedan aprovechar las oportunidades futuras que les van a ofrecer las nuevas tecnologías.

 

 

 

 

 



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

ransomware lupa Whitepapers


Registro:

Eventos: