ERP
Microsoft
SAP

Microsoft adopta RISE with SAP para migrar internamente a S/4HANA

Tras llevar sus sistemas SAP a la nube de Azure en 2021, Microsoft pone ahora al gigante de sistemas de gestión empresarial a cargo de su migración a S/4HANA.

sede de microsoft en redmond

Microsoft ha comenzado a migrar sus sistemas SAP internos a S/4HANA bajo el paraguas de RISE con SAP. Al elegir RISE, Microsoft hace responsable a SAP de las licencias, la gestión técnica, el alojamiento y el soporte de sus aplicaciones SAP bajo un único SLA (aunque en última instancia Microsoft alojará sus instancias de S/4HANA en su propia nube Azure, y parte del trabajo de migración será realizado por terceros).

La migración a S/4HANA tendrá un doble objetivo para Microsoft: modernizar sus sistemas SAP heredados antes de que finalice el soporte principal en 2027 y demostrar a los clientes que es capaz de alojar y ejecutar una de las instalaciones SAP más grandes y complejas del mundo dentro del marco RISE.

Los tres principales proveedores de nube alojan aplicaciones SAP para sus clientes, y los tres ejecutan al menos algunos de sus sistemas financieros internos en SAP. Microsoft lleva utilizando SAP internamente desde al menos 1995; Amazon.com habría recurrido a SAP para sus finanzas en 2008, mientras que Alphabet, la empresa matriz de Google, sustituyó algunos de sus sistemas financieros de Oracle por SAP en abril de 2021. Sin embargo, Microsoft es la primera en adoptar la oferta de RISE con SAP.

El equipo de ingenieros de Microsoft no es ajeno a los proyectos complejos de SAP: el año pasado, completó la migración de los sistemas internos heredados de SAP desde servidores dedicados a su nube Azure, un proceso gradual que ahora le proporciona un modelo para gestionar la migración de S/4HANA.

"Nos ayudó a poner a punto nuestra nube de Microsoft para ejecutar entornos SAP, entornos muy complejos y a gran escala, los más grandes del mundo", según João Couto, vicepresidente de la unidad de negocio de SAP en Microsoft.

Couto está más acostumbrado a ayudar a los clientes conjuntos de SAP y Microsoft a migrar sus aplicaciones a la nube de Azure, pero ha estado muy involucrado en las discusiones con sus colegas de Microsoft Digital, la organización interna de servicios de TI de la compañía, sobre la migración de S/4HANA.

Aunque las empresas acaban de anunciar el acuerdo, el trabajo de migración ya ha comenzado. "Empezamos hace unos meses", desvela Couto. "Estamos en la fase de planificación y evaluación. En algunos elementos ya estamos entrando en una inmersión profunda y entendiendo cómo podemos ajustar nuestras propias operaciones internas y cómo se aprovisionarán los servicios, cómo se entregará el SLA".

Entre las preguntas a las que hay que dar respuesta, dijo, están quién prestará qué servicios y cómo se harán las integraciones con los sistemas de Microsoft circundantes que no forman parte de la oferta de RISE.

Es importante conocer el terreno antes de mover nada, ya que Microsoft tiene una de las instalaciones de SAP más grandes y complejas del mundo, que da servicio a múltiples unidades de negocio y también gestiona sus finanzas principales. Los sistemas deben hacer frente a las ventas de productos, servicios y suscripciones a empresas y consumidores.

"Tenemos una cartera completa de sistemas de registro de operaciones y finanzas centrales anclados en sistemas SAP, pero también tenemos muchas otras aplicaciones de SAP que se ejecutan en Microsoft, desde SuccessFactors hasta Integrated Business Planning", según Couto.

No es sólo la escala del entorno SAP de Microsoft lo que hace que la migración sea un reto, sino también el grado de personalización. "Como la gran mayoría de los grandes clientes de SAP, nuestro sistema ha sido muy personalizado. Hemos invertido mucho en un alto grado de automatización y en un alto grado de integración con otros múltiples sistemas internos", dijo Couto. "Eso hace que sea aún más emocionante, digámoslo así, recorrer este camino".

Para asegurarse de que las cosas no se pongan demasiado emocionantes, Microsoft se está centrando en la migración de sólo tres áreas de su negocio para la primera fase del proyecto, trabajando directamente con SAP y sin el apoyo de un integrador de sistemas.

Couto espera poder anunciar los resultados de esta primera fase a finales de año; asegura que otros socios se involucrarán después, a medida que el proceso de migración se amplíe. "Definitivamente va a ser un proyecto de varios años para nosotros, teniendo en cuenta que también queremos aprovechar la oportunidad de construir nuevos niveles de servicios, nuevas integraciones, nuevas innovaciones que podemos poner a disposición de los clientes".

El director de alianzas estratégicas de ingeniería de SAP, Stefan Goebel, asegura que deshacer décadas de personalizaciones será un reto para Microsoft, pero no el mayor. "La gestión del cambio va a ser sin duda el mayor reto para empezar, independientemente de si se trata de SAP o de cualquier otra tecnología. Si tienes un software que se instaló inicialmente hace 20 años, eso va a ser un gran trabajo".

 



TE PUEDE INTERESAR...

Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld



Registro:

Eventos: