5 claves para una estrategia exitosa de API

Las interfaces de programación de aplicaciones están demostrando ser vitales para impulsar la eficiencia y el valor en el mundo empresarial digital actual. Así es cómo el uso de estratégico de las API puede generar dividendos en su organización.

agilidad rapidez

Para las empresas que buscan revisar sus operaciones y ofertas, las interfaces de programación de aplicaciones (API, por sus siglas en inglés) se han convertido en facilitadores clave de la transformación digital, especialmente a medida que las organizaciones mueven cada vez más datos y aplicaciones a la nube.

Vistas en gran medida como un medio técnico para un fin, las API son ahora una preocupación estratégica de alto nivel, y el desarrollo, la gestión, el mantenimiento y la seguridad de estos recursos se convierten en una consideración importante y en un gran desafío para los líderes tecnológicos.

Más que simples componentes vitales para permitir la automatización al proporcionar comunicación entre aplicaciones y servicios, las API ahora también brindan valor comercial a una variedad de empresas a través de diversos esfuerzos de monetización.

Un informe de abril de 2022 sobre las API elaborado por la firma de investigación 451 Research y patrocinado por Noname Security, afirma que a raíz de la transformación digital las API web han experimentado un “crecimiento exponencial a medida que el aumento de las ofertas integradas basadas en web y móviles requiere una cantidad significativamente mayor de datos a compartir”.

El estudio, basado en una encuesta de enero de 2022 a expertos en TI de 350 empresas globales de diferentes industrias, muestra que el promedio de empresas estadounidenses usan un 15,56 API, lo que supone un aumento del 201% en los últimos 12 meses.

“Cuando se trata de definir una estrategia de API exitosa no existe un camino único hacia el éxito”, ha dicho Scott Hanawait, vicepresidente senior de la consultora Booz Allen Hamilton. “El diseño de una API no es fácil y cada proyecto tiene sus propios requisitos, partes interesadas y capacidades únicas para obtener los resultados deseados. El uso de una tecnología en particular, el estilo de arquitectura o soporte para un tipo de API en particular no garantiza el éxito”, ha explicado.

En esencia, las API deben resolver un problema real y hacer que esa solución sea fácil de aplicar para otros, ha dicho Hanawait.

Estas son algunas de las claves para crear y mantener una estrategia de API exitosa, según los expertos.

 

Codificar la propiedad de los datos

Las API han experimentado una gran innovación desde que el concepto se originó en la década de 1940, ha dicho Chris McLellan, director de operaciones de Data Collaboration Alliance, una organización sin ánimo de lucro dedicada a ayudar a las organizaciones e individuos a obtener el control total de su información para avanzar en la inteligencia colaborativa global.

“Es por eso que esta tecnología aparentemente simple es tan crítica hoy en día para casi todas las interacciones digitales”, ha dicho McLellan. “Sin embargo, las API se tratan fundamentalmente de la extracción y el acceso a datos, y esa última función casi no ha visto ningún progreso en quizás cuatro décadas. Todavía hacemos copias interminables incluso de datos confidenciales, tal como lo hicimos cuando las herramientas de TI se materializaron por primera vez en el proceso socavando los protocolos de seguridad, violando las restricciones de cumplimiento y creando complejidad”, ha explicado.

Las API tienen un acceso y alcance extraordinarios, dice McLellan, “pero esto no debería violar los derechos fundamentales. La mayoría de los datos pertenecen a partes específicas y solo deben estar en manos del propietario legítimo o de los custodios temporales debidamente designados. Los datos representan las joyas de la corona de una organización: el fácil acceso a través de una API y otros mecanismos no debería quitarle ese derecho de control”.

Obtener más datos de más API que accedan a más aplicaciones y más sistemas probablemente sumará al negocio, pero definitivamente aumentará los costos y la complejidad, dice McLellan. “Es por eso que una estrategia integral de API no debe limitarse solo a las aplicaciones que intercambian datos”, dice. “Separar los datos de la aplicación utilizada para crearlos y almacenarlos y garantizar que existan y florezcan fuera de esos sistemas permite un control más fuerte y una mejor gobernanza”, ha conluido.

 

Simplificar por 'de-siloing'

Uno de los mayores desafíos que enfrentan las organizaciones es la gran complejidad de su panorama de gestión de datos, dice McLellan.

“Ya sea que se compren o construyan, ahora es típico que las empresas mantengan cientos, incluso miles de aplicaciones, cada una de las cuales almacena datos”, ha dicho McLellan. “Agregue a esto una multitud de bases de datos heredadas, un grupo de data lakes y almacenes y un número desconocido de hojas de cálculo operativas y los números se suman rápidamente”.

Muchos de los silos basados ??en aplicaciones dentro de las empresas también están intercambiando copias de sus datos a través de la integración de datos punto a punto, algo que muchos CIO consideran un "impuesto a la innovación" que agrega una fricción cada vez mayor a los proyectos, dice McLellan.

“Sin embargo, a través del uso táctico de las API, se puede establecer una estrategia para desmantelar muchos de estos silos conectándolos a entornos más seguros y colaborativos, como estructuras de datos y plataformas de software de datos que hacen que los datos sean accesibles en toda la empresa”, ha declarado McLellan. “Una vez conectados y protegidos, los silos heredados, comenzando por las hojas de cálculo, pueden evaluarse para su desmantelamiento”.

La firma de investigación Gartner colocó recientemente la categoría de tejido de datos en su lista de las principales tendencias tecnológicas estratégicas para 2022, ha señalado McLellan. “Una de las razones es que las estructuras de datos pueden aprovechar las API para conectar datos de sistemas heredados, almacenes de datos y herramientas [de inteligencia artificial/aprendizaje automático] y permitir que se combinen, amplíen y actualicen a través de la colaboración de datos”. “Los conjuntos de datos 'actualizados' resultantes se pueden usar para potenciar nuevos análisis, aplicaciones web y automatizaciones sin realizar la integración punto a punto tradicional”, ahorrando potencialmente meses de tiempo y millones de dólares en la entrega de estos proyectos.

 

Apoyar la innovación inclusiva y colaborativa

A medida que el acceso a los datos se vuelve cada vez más esencial para la resolución de problemas, los usuarios comerciales están encontrando formas de acceder y utilizar los datos de la organización fuera de los límites de las políticas de ciberseguridad y gobierno de datos sancionados, dice McLellan.

“La respuesta de los CIO no debería ser sofocar la creatividad y la pasión inherentes a tales proyectos de TI en la sombra, sino permitir un enfoque más federado de la innovación”, dice McLellan. “El uso de API es fundamental para establecer entornos colaborativos como estructuras de datos”.

En estos entornos, "todos, desde usuarios comerciales hasta científicos de datos, pueden trabajar codo con codo en datos operativos reales para crear conjuntos de datos y modelos de datos que se pueden usar para acelerar la entrega de nuevas soluciones, incluidas aplicaciones web, paneles y automatizaciones" ha dicho McLellan.

Una API solo puede ayudar a resolver un problema si los usuarios saben que existe la solución, dice Hanawait. “Hacer que las API sean detectables, por ejemplo, a través de un catálogo o un portal para desarrolladores, ayuda a evitar la duplicación de trabajo dentro de una organización y ayuda a comercializar soluciones a terceros”, ha recomendado.

Las organizaciones también deben proporcionar los recursos para que los consumidores de API tengan éxito, idealmente en forma de autoservicio, dice Hanawait. La documentación, incluidas las guías de inicio, una especificación legible por humanos/máquinas, información del esquema, etc., ayuda a los desarrolladores a comprender cómo funciona la API, ha defendido.

 

Crea una mentalidad de 'reutilización'

Al crear una estrategia de API, las empresas deben establecer una mentalidad y una metodología de reutilización de objetos, dice Al Liubinskas, vicepresidente y líder de prácticas de integración en la nube de la consultora global Capgemini Americas. “Esto es fundamental para acelerar el tiempo de comercialización y reducir el costo de entrega para brindar los servicios necesarios para el negocio”, ha dicho.

Por ejemplo, cuando los clientes de restaurantes de Capgemini necesitaron adoptar rápidamente diferentes proveedores de servicios de entrega para respaldar el cambio dentro del mercado durante la pandemia, la reutilización de objetos ayudó significativamente a respaldar estos objetivos comerciales, ha asegurado Liubinskas.

“Reutilizar las API para integrar los servicios de cumplimiento de sus restaurantes y los servicios de menús locales y regionales fue esencial para que nuestros clientes incorporaran diferentes opciones de proveedores”, ha indicado Liubinskas. “A través de múltiples niveles de reutilización, Capgemini pudo aprovechar la reutilización completa de ejecutables de API, la reutilización de fragmentos de código fuente, la reutilización de diseños de patrones de API y la reutilización de diseños de patrones de integración”.

Las empresas deben centrarse en aprovechar el código preexistente, "lo que en última instancia mejorará la eficiencia y reducirá los costos", ha dicho Liubinskas.

En Pitney Bowes, un proveedor de equipos de correo y envío, la estrategia ha sido aprovechar la "codificación de estilo marco", almacenando recursos de proxy reutilizables en los repositorios de código fuente de la empresa que se pueden reutilizar en los esfuerzos de desarrollo. “De esta manera, los componentes de código proxy que se reutilizan con frecuencia se pueden escribir una vez, mantener en un solo lugar y todos los equipos obtienen el beneficio de funciones reutilizables bien pensadas”, dice James Fairweather, vicepresidente ejecutivo y director de innovación.

 

Mirar hacia afuera

Las API no solo se pueden usar para respaldar todo tipo de procesos comerciales administrativos; también pueden ayudar a habilitar servicios externos que agregan valor comercial o mejoran la experiencia del cliente.

Además de fomentar la reutilización, otro de los principales objetivos de Pitney Bowes con su estrategia de desarrollo de API es crear nuevos servicios externos a los que los clientes y socios puedan acceder e integrar en sus propias aplicaciones y sistemas.

“Los metadatos sobre el uso de las API pueden ser una fuente interesante de señales para impulsar acciones para anticipar o remediar problemas”, ha dicho Fairweather. “Los patrones de uso de una API y los datos a los que se accede crean oportunidades para mejorar la experiencia del cliente”.

Por ejemplo, si se llama a una API para rastrear un paquete específico con más frecuencia de lo normal, podría indicar que el paquete es de gran valor para el destinatario, está retrasado o incluso perdido. “Entonces podemos tomar medidas rápidas para localizar el paquete y comunicarnos con el cliente”, ha concluido.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld



Registro:

Eventos: