CIO
TI
Consultoría

De CIO a consultor: los líderes de TI comentan cómo hacer el cambio

Los responsables de TI que buscan un nuevo reto pueden aprovechar sus conocimientos para lograr un éxito sostenido en un puesto de consultor. Los CIO que han hecho el cambio ofrecen consejos.

coaching consultor consultoría

El papel de CIO puede abrir muchas puertas para el crecimiento de la carrera. Cuando están preparados para dejar de liderar las operaciones de TI en su organización, los CIO pueden pasar a otro puesto en la dirección, asumir un papel de liderazgo en un proveedor de tecnología, crear su propia empresa o abandonar el entorno corporativo por completo.

Para algunos, la consultoría es el camino a seguir, ya sea mediante la creación de su propia empresa de asesoramiento o uniéndose a una consultora existente. Los líderes de TI que han pasado a desempeñar un papel de consultor dicen que puede ser una forma gratificante de aprovechar sus considerables conocimientos de tecnología y negocio para orientar a otros.

Pero el cambio puede ser un reto, según los que lo han hecho.

"Al principio no estaba preparado para ser consultor ni colaborador individual", dice Jim Rinaldi, antiguo director de informática del Laboratorio de Propulsión Jet (JPL) de la NASA, que ahora trabaja como consultor independiente y entrenador de ejecutivos. "Sólo sabía ser un CIO. Así que cuando decidí dejar mi puesto de CIO pensé que sería una transición fácil. No lo fue".

La transición de Rinaldi a un papel de asesor comenzó en realidad cuando aún trabajaba en el JPL. Fue nombrado asesor jefe de TI para la organización en 2019, después de servir como CIO durante 14 años. Entre sus responsabilidades estaban la asesoría y la evaluación comparativa de las organizaciones externas, al tiempo que actuaba como estratega empresarial para TI y como enlace con las organizaciones gubernamentales para comprender los requisitos futuros en materia de TI y ciberseguridad.

Como parte de la transición, Rinaldi se aseguró de seguir conectado con su red profesional para mantener las relaciones. También se unió a organizaciones que le permitieron utilizar su experiencia, establecer relaciones y dirigir algunas entidades como contratista.

"Era a tiempo parcial y no interfería con el trabajo que hacía en mi organización principal", dice Rinaldi. "Gracias a la pandemia, surgieron oportunidades para hacer más [trabajo de asesoramiento] y empecé a sentirme más cómodo. Luego me retiré de mi empresa actual después de dos años de no ser el CIO y pude centrarme más en otros emprendimientos".

Los ejecutivos de TI deben confiar en que su experiencia es importante, porque muchos otros están interesados en cómo hicieron las cosas en su papel de líderes tecnológicos, dice Rinaldi.

"Aprovecha esto para hacer el trabajo de un consultor", dice. "Hay mucha gente capaz en funciones de CIO, pero [ellos] no tienen la experiencia. Tú, como consultor, puedes trabajar con otros CIO o con sus subordinados directos en materia de estrategia, ciberseguridad o implantación de sistemas".

Para Larry Bonfante, ex CIO de la Asociación de Tenis de Estados Unidos y ahora fundador y coach de la firma de consultoría y coaching ejecutivo CIO Bench Coach, los retos de crear una nueva empresa incluyen estar solo.

"Ya no hay un director financiero que se ocupe de la facturación, ni un asistente ejecutivo que se ocupe de los planes de viaje; eres un hombre/mujer orquesta", dice Bonfante. Además, puede haber una sensación de aislamiento, al menos al principio. "No formas parte del tejido cotidiano de un equipo, por lo que no tienes el mismo nivel de conectividad social permanente al que puedes estar acostumbrado", dice.

Pero en el lado positivo, convertirse en consultor ofrece "la posibilidad de marcar realmente la diferencia en la vida de las personas", dice Bonfante. "He tenido muchos clientes que han sido promovidos a puestos de CIO o que han conseguido puestos de responsabilidad en nuevas organizaciones y me han dicho que mi asesoramiento fue decisivo para ayudarles a alcanzar esos puestos. Es increíblemente gratificante tener el privilegio de desempeñar un pequeño papel en el crecimiento y el éxito de otra persona".

Además, Bonfante tiene ahora total autonomía y control sobre su calendario y con quién trabaja. "Si no me parece una persona íntegra, puedo marcharme y no trabajar con ella", dice. "En un papel de CIO, no tienes ni de lejos ese nivel de autonomía o control sobre tu vida laboral diaria".

Aquí hay algunos consejos de ejecutivos de TI convertidos en consultores sobre la mejor manera de hacer la transición.

 

Asegúrate de que es el paso correcto

Puede ser tentador pasar a un puesto de consultor como descanso de la rutina diaria de ser un CIO o por alguna otra razón. Pero cualquier ejecutivo que esté pensando en dedicarse a la consultoría debe determinar si realmente puede y quiere hacerlo, dice Rinaldi.

"¿Tienes la capacidad de comunicación y la paciencia para estar al otro lado de la mesa?" dice Rinaldi. Es importante que los CIO aprovechen sus habilidades de negociación y colaboren con sus clientes de forma muy similar a como lo hicieron con sus colegas ejecutivos dentro de sus organizaciones. "Los consultores aprenden a escuchar haciendo buenas preguntas", dice. "Muchos CIO saben hacerlo".

Los ejecutivos de TI que están considerando un cambio de carrera pueden aplicar un poco de analítica personal para ayudar en la toma de decisiones. "Mi consejo para cualquiera que esté considerando hacer un cambio es dibujar un diagrama de Venn con tres círculos superpuestos", dice Bonfante.

"El primer círculo representa lo que te apasiona, lo que te hace levantarte por la mañana y lo que harías gratis si te tocara la lotería", dice Bonfante. El segundo círculo representa una cualidad única que separa al individuo de la manada. Y el tercer círculo representa la demanda potencial del mercado para los servicios que el ejecutivo puede ofrecer. "El punto de intersección de estos tres círculos es la contribución que debes aspirar a hacer", dice.

 

Consultar con otros consultores y contactos de confianza

Como en cualquier transición de carrera, a menudo merece la pena rebotar ideas con otros. Y probablemente no haya mejor manera de hacerse una idea de cómo será el paso de CIO a consultor que hablar con personas que ya han dado ese paso. De hecho, puede ser útil obtener información de cualquier consultor de TI con experiencia, independientemente de su formación.

"Asegúrate de hablar con mucha gente que ya esté haciendo trabajos de consultoría", dice Rinaldi. "Hay muchas cosas que puede que no se sepan", como por ejemplo si hay que crear una Compañía de Responsabilidad Limitada (LLC) o trabajar como autónomo. "Averigua qué es lo mejor para tu situación hablando con quienes ya lo están haciendo", dice. "Te ahorrará tiempo y te dará información útil".

Si es posible, discute la idea con colegas ejecutivos u otros contactos de confianza antes de tomar una decisión. Y, por supuesto, busca la opinión de familiares y amigos que puedan opinar sobre si esa transición es un buen paso.

 

Aprende a venderte

"Como CIO, a menudo nos centramos principalmente en la construcción de una organización optimizada para la entrega, las operaciones y el servicio", dice H. Michael Burgett, ex CIO de la industria y ahora fundador y presidente de la firma de búsqueda de ejecutivos CIO Partners.

"Y aunque estos aspectos son muy importantes para crear una consultoría, a menudo se pasa por alto el elemento más importante de la creación de un negocio", afirma Burgett. "Centrarse en un 99% en las ventas es un factor clave para el éxito. Sin ventas, no pasará nada".

Aunque esto puede parecer obvio para muchos empresarios, es posible que a los antiguos ejecutivos de tecnología no se les ocurra que tienen que vender sus capacidades.

"Incluso cuando se consigue esa primera venta, nuestra tendencia se dirigirá hacia la entrega; las ventas pasarán a un segundo plano", afirma Burgett. "El proyecto [se completará] y nuestro canal de ventas estará vacío. Es importante mantener el acelerador pisado y dedicar una gran parte de nuestro tiempo a la construcción de una cartera de ventas, incluso cuando estamos en medio de la entrega de un compromiso con el cliente actual".

 

Aspirar a construir una marca duradera

Si el objetivo es crear una empresa y no un negocio unipersonal, los CIO deben comprometerse a hacerla funcionar a largo plazo.

"Según mi experiencia, muchos de los que inician el camino para construir una consultoría pueden tener éxito en eso", dice Burgett. "Sin embargo, el verdadero reto consistirá en construir una empresa sostenible. Una consultoría de éxito puede durar poco, mientras que una empresa puede ser duradera".

Burgett dice que le sorprende que algunos consultores construyan una práctica pero nunca construyan una verdadera empresa y marca. "Es importante invertir en talento para ayudar a liderar tu organización en el camino", dice. "Elimina tu ego para no hacer que tu organización gire en torno a ti y construye un equipo de liderazgo fuerte para asegurar la viabilidad del emprendimiento a largo plazo".

 

Prepárate para los contratiempos

Al igual que con cualquier movimiento profesional importante, hay aspectos positivos y negativos de convertirse en un consultor después de años en la gestión de TI. "Puede que no estés preparado o no seas bueno en la consultoría", dice Rinaldi. "Puede que sea mejor buscar puestos de asesoramiento o en los consejos de administración y utilizar tu experiencia en esas situaciones. Por supuesto, yo me encontré haciendo ambas cosas y me beneficié de ello".

Para los que no están preparados para hacer la transición completa, el coaching o la tutoría pueden ser una forma de prepararse. "Es un buen primer paso para determinar hasta qué punto quieres trabajar como colaborador individual, además de que estás ayudando a alguien", dice Rinaldi. "El coaching también genera confianza y te ayuda a utilizar las habilidades que tenías como CIO".

Al tomarse el tiempo para explorar el campo y aprender sobre lo que implica la consultoría, hay beneficios potenciales para los CIO. "El trabajo de consultoría puede ser muy gratificante intelectualmente", dice Rinaldi. "Puedes utilizar tus habilidades desarrolladas a lo largo de los años para resolver problemas con los que estás familiarizado. Pero también puedes aprender nuevas habilidades y seguir creciendo. No importa la edad, hay vida después del papel de CIO".



Webinar ondemand

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld



Registro:

Eventos: