Las múltiples caras del CIO: estratega, facilitador, líder proactivo o ‘coach’

Que el rol del CIO dentro de las empresas ha cambiado no es ningún secreto. Pero, ¿hacia dónde ha evolucionado? Preguntamos a los CIO de las principales empresas españolas.

máscara

Desde que la tecnología ha pasado a ser de un mero soporte a ser un impulsor del negocio, el rol del CIO ha evolucionado hasta ser parte indispensable del comité de dirección de las empresas. La presión que soporta no es baladí. Según IDC, el 74% de los responsables tecnológicos de las organizaciones son conscientes de que su rol debe mutar hacia un perfil de liderazgo tecnológico. En 2023 seis de cada diez CIO serán evaluados por su capacidad para cocrear nuevos modelos negocio.

¿Cómo ven esta metamorfosis los propios CIO?

A ojos de Unai Obieta, CDO en The Adecco Group, no hay ninguna duda de que el rol ha evolucionado hacia un perfil más estratégico. “Ya no son sólo las personas que atienden el hierro o las comunicaciones”, advierte. Se han convertido en perfiles más estratégicos que están siendo impulsados hasta el Comité de Dirección. En la mesa directiva el CIO explica hoy la forma en que la tecnología puede ayudar a digitalizar y dar valor al negocio. De hecho, “muchas veces ya no tienen ni idea de hardware”, opina.

Es cierto que, cada vez con más frecuencia, los CIO de grandes empresas no son puros tecnólogos y que deben de adoptar un perfil más multidisciplinar. Así lo expresó en una entrevista con CIO España Xavier Sueiras, CIO de Grifols. “Se veía como un área más de soporte del día a día y cada vez ha ido evolucionando más a ser parte y dinamizador de la estrategia de la compañía”, declaró. Estas nuevas responsabilidades requieren nuevas capacidades, muchas veces alejadas de la propia tecnología. Hablamos de las soft skills o “capacidades como saber inspirar, saber comunicar, saber influenciar o negociar”.

En efecto, el poder de la tecnología obliga a estos perfiles a adoptar un rol capaz de “gestionar el liderazgo y el avance transformacional” de las empresas, según María José Sesarino, CIO de la editorial Lefebvre. Y este camino hacia la digitalización alcanza a departamentos que hasta ahora apenas “hablaban” con TI. “Ahora es el CIO quien propone cómo utilizar la tecnología para impulsar la fuerza de venta o la experiencia del cliente”, añade Rubén Andrés Priego, CIO de EVO Banco.

La visión de Pablo Montoliu, CIO de AON es algo diferente. “El CIO es un facilitador de negocio”, declara. Ha sido hasta ahora “el dueño del castillo” donde prestaba un servicio hacia todos los demás habitantes. Pero esto ha cambiado. Actualmente los empleados de la compañía, los compañeros del comité de dirección tienen unos skills tecnológicos. “Hay expertos de tecnología por todos lados”, comenta, por lo que el papel del CIO ha pasado a ser “un facilitador que ayuda a adoptar y homogeneizar las mejores tecnologías para prestar un soporte eficiente al negocio”.

Pero por encima de las múltiples caras que debe adoptar el CIO hoy para responder al ritmo y a las necesidades del mercado, su labor, aunque con variaciones, se reduce a la de siempre: a la nada desdeñable tarea de mantener el negocio a flote.



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

ransomware lupa Whitepapers


Registro:

Eventos: