CIO

Siete formas de arruinar tu reputación como líder de TI

Una sólida reputación profesional es el principal activo de tu carrera. No la tires por la borda.

no, stop
Créditos: Nadine Shaabana (Unsplash).

El respeto es un activo que todo CIO busca. Conseguir una reputación de conocimiento, fiabilidad y honestidad lleva tiempo, así como un fuerte compromiso personal para adoptar normas profesionales. Sin embargo, un solo movimiento en falso, hecho con prisas o por una falta de juicio momentánea, puede dejar en cenizas una reputación que se ha ganado con mucho esfuerzo.

El papel del responsable de TI ha cambiado drásticamente en los últimos años. "Antes, el CIO era el director de información, responsable de toda la infraestructura informática de la empresa", dice Christopher M. Walker, consultor y coach de empresas. "Ahora, es más probable que el CIO sea conocido como el director de innovación, responsable de impulsar la transformación digital dentro de la organización".

Aunque el papel del CIO ha evolucionado significativamente en los últimos años, muchos líderes de TI siguen cayendo en las mismas trampas que empañaron la posición y la estatura de innumerables colegas. "A pesar de la naturaleza cambiante de la función, todavía hay algunas formas seguras de que un CIO arruine su reputación profesional", afirma Walker.

Aunque la reputación que se ha ganado con tanto esfuerzo puede arruinarse de muchas maneras diferentes, hay un puñado de errores comunes que atrapan a los líderes de TI con una regularidad angustiosa. He aquí las siete principales formas en que los CIO consiguen, sin quererlo, hundir su estatus profesional.

 

1. Inflexibilidad

En el mundo actual, que cambia rápidamente, las organizaciones necesitan un líder que sea ágil y se sienta cómodo con el cambio. "Si un CIO es inflexible y se resiste al cambio, se hará evidente rápidamente y su reputación profesional se verá afectada por ello", advierte Walker. La comunicación constante también es importante. "Si puedes comunicarte de forma eficaz tanto con el negocio como con los departamentos de TI, estarás en el buen camino para construir una sólida reputación", señala.

Walker cree que los CIO deben ser más políticos en sus interacciones con el equipo directivo, reuniendo partidarios y formando alianzas. "Tienen que ser capaces de navegar por las complejas aguas políticas que inevitablemente encontrarán", dice. "Esto puede ser una tarea difícil y estresante, pero es algo que los CIO deben ser capaces de hacer si quieren tener éxito en sus carreras".

 

2. Invisibilidad

Tu marca habla por ti cuando no estás presente, y los CIO pueden arruinar su reputación profesional escondiéndose en las sombras, dice Maureen Farmer, fundadora y CEO de Westgate Executive Branding and Career Consulting. La falta de marca personal puede limitar la capacidad de un CIO para ascender en el sector, ya que sigue siendo un secreto, desconocido para cualquiera más allá de la empresa.

Los CIO son expertos altamente cualificados que dirigen silenciosamente a sus equipos dentro de las infraestructuras digitales y físicas más complejas del mundo postindustrial, observa Farmer. Al carecer generalmente de visibilidad más allá de su empresa, los CIO rara vez se centran en estrategias y oportunidades de carrera personal. "En lugar de ello, aportan valor de fondo a través de la reducción de costes, el aumento de la eficiencia y la integración de productos tras la fusión, por nombrar sólo algunos de los retos a los que se enfrentan", señala.

Los CIO necesitan salir de la sombra y ser el centro de atención. Hablar en eventos del sector, relacionarse con colegas y escribir artículos y libros blancos son sólo algunas de las formas en que los CIO pueden construir su marca.

 

3. No innovar

Los líderes de TI deben pulir su reputación fomentando la innovación en forma de nuevas iniciativas, prototipos, hackathons y asociaciones interdepartamentales, indica Jeff Mains, director general de la empresa de servicios profesionales Champion Leadership Group.

Para destacar entre la multitud y convertirse en un líder muy respetado, un CIO necesita realizar ajustes críticos en las operaciones de su departamento. "Tienen que ser más creativos en su delegación de responsabilidades para poder dedicar más tiempo a impulsar la experimentación", aconseja Mains. "También necesitan adoptar un estilo de gestión fresco y abierto a las ideas únicas que surgen de los experimentos".

Por otro lado, ser demasiado agresivo puede dañar la reputación de un CIO. "Muchos CIO veteranos poseen la experiencia en el sector y las cicatrices de combate para respaldar sus ideas sobre las mejores tecnologías y los métodos para ejecutarlas", continúa Mains. "Sin embargo, a veces, están tan seguros de sus ideas que intentan imponerlas a todo el mundo, desde sus subordinados hasta sus colegas de nivel ejecutivo, sin conseguir primero su aceptación". A largo plazo, vale la pena ser asertivo, pero no argumentativo.

 

4. Toma de decisiones imprudentes

Sé consciente de las decisiones que tomas. "Una elección descuidada puede arruinar tu reputación y tu carrera", advierte Jim Durham, CIO de Solar Panels Network en Estados Unidos, una empresa nacional de instalación de paneles solares. "Si eres consciente de los riesgos y asumes la responsabilidad de tus acciones, puedes minimizar los daños y aprender de tus errores", aconseja.

Una decisión descuidada puede ser cualquier cosa, desde la selección de la tecnología equivocada hasta el mal manejo de datos sensibles. "Estas acciones no sólo son destructivas para la carrera, sino que también pueden tener efectos negativos duraderos en la empresa", señala Durham.

Los directores de informática siempre se ven presionados por la dirección para que tomen la decisión correcta. Sin embargo, es importante recordar que incluso las mejores estrategias e intenciones pueden llevar a veces a resultados desastrosos. "Si no estás seguro de una decisión, siempre es mejor pecar de precavido y consultar con tu equipo antes de tomar la decisión final", sugiere.

El fracaso nunca es una opción, sobre todo los fracasos importantes. "Demuestra que no se es capaz de realizar tareas importantes", afirma Durham. También puede dañar la reputación de la empresa y, por extensión, la suya propia. En el peor de los casos, puede llevar a tu despido.

Por desgracia, incluso los directores de informática más precavidos pueden cometer errores. "Si te encuentras en medio de una pesadilla de relaciones públicas, lo mejor que puedes hacer es reconocer tu error y asumir la responsabilidad", aconseja. "Esto demostrará que estás dispuesto a aprender de tus errores y a hacer cambios para que no vuelva a ocurrir".

 

5. Poseer habilidades sociales deficientes

Una de las principales formas en que los CIO arruinan su reputación profesional es ignorando el factor humano. "Los CIO tienen que ser capaces de comunicarse con personas tanto técnicas como no técnicas, y siempre deben recordar que están tratando con personas", dice Anthony Vaccaro, vicepresidente de ventas de Timewatch, un proveedor de software de servicios profesionales.

Los CIO suelen frustrarse porque su equipo no cumple sus expectativas. "De repente, empiezan a tratarlos como máquinas o, peor aún, como niños que no entienden lo que pasa", dice Vaccaro. "Esta es una forma segura de perder la confianza de tu equipo y de hacerles sentir que no les estás escuchando".

Cuando algo va mal, el responsable de TI debe averiguar qué ha pasado y cómo evitar que se repita el error. Desplazar la culpa hacia abajo es una evasión. Con el tiempo se correrá la voz, llegando a todos los niveles de la organización, y su reputación se verá afectada.

 

6. No compartir el mérito

Tanto los directivos como el personal prefieren trabajar con personas que reconocen sus logros. No compartir el mérito de un trabajo bien hecho no va a ayudar a la reputación de un líder, ni interna ni externamente.

Promover los logros del departamento es una forma rápida, fácil y sutil de aumentar su visibilidad como líder fiable e innovador. Elogie el trabajo diligente de su equipo y todo lo que les ha ayudado a conseguir. El resultado es una victoria para todas las partes.

 

7. No alinear la TI con los objetivos empresariales

Cuando la TI y la empresa empiezan a ir en direcciones diferentes, el desastre es inevitable. El resultado suele ser el caos, los malos sentimientos y un CIO con fama de incontrolable y poco fiable.

Perseguir oportunidades de TI que no estén totalmente alineadas con los objetivos empresariales puede resultar fatal para un CIO, apunta Cole South, cofundador de Synchronize, un proveedor de soluciones de comercio electrónico. "Alinearse con los objetivos empresariales y alcanzarlos lleva tiempo", señala. El esfuerzo siempre merece la pena".



TE PUEDE INTERESAR...

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Partnerzones

Documentos ComputerWorld

ransomware lupa Whitepapers


Registro:

Eventos: