Liderazgo | Noticias | 07 NOV 2018

Analítica, datos y automatización, claves en la madurez del proceso digital en las empresas

La inteligencia artificial se consolida como una de las herramientas mejor consideradas por las organizaciones a la hora de afrontar el nuevo escenario digital.
empresa
Redacción

En los entornos empresariales la transformación digital no sigue un ritmo homogéneo, sino que el grado de evolución de cada organización varía mucho tanto entre sectores e industrias como dentro de cada uno de estos vectores. Esto no quita que se puedan establecer distintas fases según el grado de madurez en el que se sitúe cada compañía. Así se establece, por ejemplo, en el informe IT Operations Readiness Index de Cisco, en el que se apuntan cuatro grados de evolución.

El estudio, elaborado a través de entrevistas a más de 1.500 responsables de TI, distingue entre organizaciones reactivas, proactivas, predictivas y preferentes, según el uso que hacen de sus sistemas y cómo reaccionan en temas operacionales. La categoría dominante hoy en día es la de proactivas, con un 38% de participantes identificando en ella a su empresa; en esta, se aprenden de procesos pasados para mejorar. La siguiente es la reactiva, en la que están un 26% de empresas que afrontan los sucesos a medida que van ocurriendo. La categoría predictiva, en la que se engloban el 22% de encuestados, emplea datos e información para anticiparse y responder a eventos inminentes. El menor porcentaje se corresponde con las organizaciones preferentes: solo un 14% de las personas preguntadas dicen emplear los datos para optimizar resultados. 

En relación a la tecnología que mejor les puede ayudar para mejorar su capacidad de automatización y, con ello, escalar en la clasificación que propone el informe, la inteligencia artificial se corona como ganadora. Un 51% dice emplearla en alguna medida para mejorar en la agilización de los procesos, mientras que el 38% planea hacerlo en los próximos 12 meses. 

Otro de los elementos clave es el IoT, que se postula como una de las vías para dotar de mayor valor al negocio. De hecho, 3 de cada 4 organizaciones de las que se encuadran en la categoría de preferente la emplean para recabar información operacional, y 4 de cada 5 en este nivel la consideran una de las herramientas críticas para manejar su infraestructura de forma eficiente. 

La encuesta apunta a una intención mayoritaria por revertir la situación reactiva de las organizaciones, con los participantes apuntando de forma mayoritaria a que dentro de dos años estarán en las categorías predictiva y preferente. Sin embargo, el empleo actual que se hace del presupuesto en TI no parece apoyar estos deseos: el 78% del mismo se destina únicamente a mantener el negocio en marcha. Esto, pese a reconocer los beneficios de destinar dinero a la parte de sistemas, con un 88% de los directivos reconociendo que la inversión en TI ha mejorado la satisfacción del cliente. Los encuestados dicen destinar un 28% de sus finanzas a mejorar las operaciones de sistemas y a optimizar, y el 68% espera incrementar esta partida a lo largo del próximo año. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios