Liderazgo | Noticias | 11 MAR 2020

El CIO ante el reto del trabajo en remoto

Una crisis como la que está teniendo lugar con el coronavirus confirma la importancia del departamento de TI como crítico para el negocio.
liderazgo
Redacción

Las recomendaciones del Gobierno en plena crisis sanitaria han obligado a muchas empresas a enviar a sus empleados a casa y a implantar el teletrabajo. La responsabilidad de la medida recae principalmente sobre el CIO, el máximo responsable del funcionamiento de los sistemas de TI de una compañía.

En EEUU cuentan con un dossier de buenas prácticas en caso de una pandemia mundial que amenace la continuidad de las operaciones del país. El documento es de 2007 y fue publicado por la Asociación Nacional de responsables de tecnología de entidades nacionales.

Aunque en España no hay ninguna iniciativa de este tipo, cada empresa debe contar con un plan donde se establezcan los pasos a llevar a cabo en una situación de crisis. Claro que hay algunas recomendaciones que apelan al sentido común.

El entorno laboral ha cambiado mucho en los últimos años -a saber, la naturalización de BYOD, el uso aplicaciones cloud, incluso para tareas críticas y el creciente protagonismo de los modelos SaaS- y si bien las herramientas que permiten el trabajo en remoto está más al alcance que nunca, su implementación no está exenta de retos.

Para garantizar la continuidad del negocio y la productividad de los empleados es recomendable llevar a cabo una gestión TI centralizada. También contar con soluciones de continuidad para hacer frente a cualquier posible contingencia y con aplicaciones de trabajo accesibles por web.

Por descontado, el CIO debe cerciorarse de que sus empleados cuentan con la infraestructura doméstica adecuada (una conexión estable y unos equipos securizados) para llevar a cabo su trabajo.

El momento es ahora

La crisis sanitaria que está generando la expansión del COVID-19 está confirmando la importancia del departamento de TI en las corporaciones. Y es que cuando un factor externo amenaza la continuidad de las operaciones, cada vez más dependientes de la tecnología, el CIO pasa a ocupar un destacado puesto en la dirección.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios