Liderazgo | Noticias | 07 ENE 2020

El creciente uso de datos en el sector 'utilities' demanda una figura que lo dirija

Los cambios en la industria hacen necesario un replanteamiento que aproveche la digitalización para integrar todas las tendencias.
Energía eolica
Redacción

Los avances tecnológicos están motivando cambios profundos en todos los sectores y verticales de la economía y sociedad, aunque no al mismo ritmo. En industria y servicios públicos, la introducción de herramientas como la conectividad y el IoT, la automatización y la inteligencia artificial tiene distintos efectos. Uno de los más notables, común a toda la sociedad, es la creciente generación de datos, información que puede ser aprovechada en beneficio de la organización.

Esta tendencia a la incorporación de innovación para el análisis y la extracción de conclusiones que puedan contribuir a la optimización del proceso se entrecruza, dentro del sector 'utilities', con otras corrientes propias, como la descarbonización o la descentralización. Atendiendo a estas circunstancias, la digitalización va ganando peso como elemento para conectar e integrar todas las nuevas necesidades en operaciones con los productos y servicios, un panorama en que los datos y su aprovechamiento se convierten en bandera del cambio. 

Así lo apuntan desde la firma Capgemini, que ven en este nuevo escenario el surgimiento e impulso de un nuevo perfil digital: el CDO o responsable máximo de datos. Estos profesionales se encargan de recopilar y verificar la información y de aplicarle tecnologías avanzadas y técnicas ágiles, también en casos de uso tradicionales, para transformarla en valor empresarial y aumentar en eficiencia. De este modo, se agilizan las tareas de gestión y los flujos de trabajo y se da una respuesta más rápida a las distintas situaciones del mercado.

Para Randy Cozzens, vicepresidente y líder de la unidad de Mercado de Energía, Servicios Públicos y Químicos de América del Norte en Capgemini, los CDO son figuras también de especial relevancia en la utilización de la tecnología para dar respuesta a los cambios en las preferencias y los canales de relación con el usuario. Se citan, entre otras, las redes sociales, los mensajes de texto y las aplicaciones, que amplían las opciones a través de las que se interactúa con el cliente.

El papel del CDO es también clave en la adopción de una TI bimodal, con arquitecturas de distintas velocidades. Esto facilita la actualización de tecnología heredada y el impulso a la transformación digital, de tal modo que puedan "ajustarse constantemente al entorno cambiante y a las condiciones reguladoras en el mercado energético", explica Cozzens.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios