Liderazgo | Noticias | 20 SEP 2019

El paso de la TI a la nube desde la perspectiva del CIO

La experiencia de usuario, el impacto en la reputación y la pérdida de ingresos son identificados como los mayores problemas en la adopción 'cloud'.
equipo trabajo empresa
Redacción

Para el responsable de sistemas y de infraestructura, la transformación digital, con la integración de software y la adopción de la nube como ejes, supone una serie de retos. Si bien estos pueden variar en función del negocio o la industria, hay unas preocupaciones comunes a las que la mayoría de los CIO hacen frente. El informe de Dynatrace Top challenges for CIOs in a software-driven, hybrid, multi-cloud world. 2019–20 Global CIO Report identifica varios de estos problemas comunes. 

La investigación, que fue realizada por la consultora independiente Vanson Bourne y para la que se ha encuestado a 800 CIO de grandes empresas de nueve países distintos, pone el foco en cómo el software está cambiando los entornos empresariales y en la respuesta del líder del departamento TI ante estos cambios. Como efecto de lo que denominan la "revolución del software" se está produciendo un desarrollo de la nube empresarial que, si bien tiene ventajas como facilitar la innovación y la satisfacción del usuario, también incrementa la complejidad de la infraestructura. 

Esto puede tener efectos directos en el negocio. La preocupación más citada por los responsables del departamento es que no sean capaces de proveer una buena experiencia de cliente. Así lo citan un 55% de los participantes en el estudio, mientras que para un 52% la consecuencia que más temen es el impacto en la reputación de la compañía. Un 49% se muestran preocupados por que se produzcan pérdidas en los ingresos. 

A lo largo de este año, los equipos de TI han empleado un tercio de su tiempo en enfrentarse a los problemas de rendimiento y a la mayor complejidad de la infraestructura, según las estimaciones del estudio. Esto se traduce en, de media, un gasto de 3,3 millones de dólares al año, una cifra superior en un 34% a la que se estimaba para 2018. Aparecen, además, nuevos recursos: hay una tendencia a emplear herramientas de inteligencia artificial para manejar esta creciente dificultad de los sistemas. 

El informe también distingue cuáles son las modalidades tecnológicas más empleadas y las que se prevé que tengan mayor adopción en el próximo año. Entre las que ya están integradas, las nubes privadas y las herramientas SaaS son las preferidas. Preguntados por sus planes a doce meses vista, un cuarto de encuestados dicen que prevén integrar computación sin servidor. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios