Liderazgo | Noticias | 22 MAY 2020

Es el momento de dar el salto a la nueva era

No solo se trata de adaptar el negocio a los nuevos tiempos, se trata de adaptar a lo nuevo la tecnología existente. Ese es el verdadero reto.
transformación digital
Redacción

La transformación digital es un reto en el cual están inmersas muchas empresas y organizaciones, si bien implica cambios para los que hay que enfrentarse, así como conlleva un profundo análisis de las infraestructuras para adecuarlas a las necesidades de hoy, siempre mirando los costes. En ocasiones, las aplicaciones de legado representan un lastre para llevar a cabo los planes de modernización, porque muchas compañías lo siguen asociando a un cambio drástico en sus esquemas de negocio. Sin embargo, la realidad al final les hace ver que la nube y sus beneficios proporciona un entorno más seguro, adaptado a un ecosistema más ágil, donde la fiabilidad de los datos y su consonancia con la normativa, es una ventaja más que competitiva.

La evolución del software trae consigo la modernización de las infraestructuras, aunque ello no implique la necesidad de un cambio integral en los procesos de negocio. No obstante, las aplicaciones legacy ya se consideran dignas de migrar tras los análisis que demuestran que deben ajustarse a las nuevas normativas y a los requerimientos de los negocios actuales. ¿Qué expectativas genera la migración y el cambio de los sistemas de legado?

No solo se trata de adaptarse a los nuevos tiempos, se trata de adaptar a lo nuevo la tecnología existente. Los negocios así lo requieren, ya no se puede mirar atrás, hay que hacer frente a los nuevos desafíos. Gartner predice que cada dólar invertido en innovación empresarial digital hasta finales de 2020 requerirá que las empresas gasten al menos tres veces más para modernizar continuamente la cartera de aplicaciones heredadas. Por eso, un tema fundamental es observar cuáles son de esas aplicaciones críticas y escalarlas a  sistemas en la nube, que realmente son los que ofrecen hoy mayor seguridad. 

La flexibilidad como pauta de cambio

Es evidente que las organizaciones apuestan por el futuro, de ahí la importancia de la flexibilidad en los sistemas con el objetivo de adaptarse a los cambios que pudieran ir surgiendo con la evolución de los negocios. La idea es ajustar las aplicaciones a sistemas más actuales a fin de ir adoptando modelos que se asienten en los entornos digitales. El cloud ha traído consigo la innovación rápida, mejores recursos y más flexibles, así como una economía de escala. Además, el pago por uso simplifica los costes y ayuda a ejecutar la infraestructura con mayor eficacia a la vez que proporciona la posibilidad de escalar, según avanza el desarrollo del negocio.
Así, Microsoft Azure ofrece grandes beneficios para cualquier tipo de organización que quiera sumarse a la innovación. Permite, entre muchos y grandes beneficios, crear aplicaciones nativas en la nube, migrar las aplicaciones de legado, almacenar grandes volúmenes de datos y crear copias de seguridad de los ismos para que puedan ser recuperados en cualquier momento. También, analiza la información, un factor esencial en el entorno del avance de las empresas, ya que facilita la posibilita poder contar con información esencial de la cual pueden beneficiarse compañías y empresas de cualquier tipo.

Consultoras analistas como Gartner aseguran que Microsoft Azure es líder entre los clientes que apuestan por la nube ya que es la forma más segura de abordar la transformación digital. No hay que olvidar que más del 90% de las empresas Fortune 500 utilizan los servicios Microsoft Azure en la actualidad. La nube ha tenido su gran empuje gracias a Azure pues es una plataforma completa y segura en PaaS e IaaS con total integración de Office 365 a la vez que proporciona una experiencia híbrida adaptada a los negocios de hoy, contando con todo el aoyo de uno de los mayores ecoistemas de partners del mercado.

Más información en este enlace 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios