Liderazgo | Noticias | 16 OCT 2018

España podría mejorar su PIB en dos puntos anuales de apostar por la digitalización

Un informe advierte de la posición escasamente relevante de España a nivel internacional en términos de transformación digital.
ordenador

La popularización de las nuevas tecnologías y los planes de administración y organizaciones en España han dado un importante impulso al proceso de digitalización en nuestro país; sin embargo, el balance total es, de momento, menos efectivo que el de otras economías similares. Esto se extrae del estudio España Nación Digital: Una visión del estado de la digitalización en España, realizado por Adigital, la Asociación Española de la Economía Digital y presentado recientemente.  

Este bajo aprovechamiento de las competencias digitales, en relación a otros países, supone una pérdida económica para España: de reforzar el impulso a la transformación digital, el PIB podría registrar un impacto positivo de entre 1 y 2 puntos hasta 2025, explican en el estudio.

Este informe, realizado a lo largo del último año entre los países de la OCDE y algunas naciones de Europa del Este, ha analizado distintos estudios y parámetros, para establecer la situación de España a nivel global en términos de digitalización. Así, distingue entre la parte de infraestructuras y uso, la de entorno y mercado y, por último, capacidades y talento. 

Sobre las infraestructuras, el estudio reconoce que nuestro país cuenta con las redes de comunicación necesarias y con infraestructura física de calidad para exprimir las ventajas de las nuevas tecnologías. En todos los parámetros estudiados, España se sitúa en la mitad superior de la tabla. Destaca, en telecomunicaciones, en cobertura de fibra óptica, ocupando la séptima posición de un total de 39 países analizados. Hablando sobre la calidad de la infraestructura del transporte, ya en términos no digitales, nuestro país es el séptimo a nivel mundial de 39 de las principales economías, según el Foro Económico Mundial. Sin embargo, en la mayoría de los indicadores (banda ancha, NGA, 4G, velocidad de internet, capacidad logística), su posición se sitúa más hacia el centro de las tablas. 

Estudiando los datos de entorno y mercado, esta idea de situación intermedia de nuestro país se refuerza. Aquí se distinguen dos grupos de países, uno más desarrollado que otro. España se sitúa entre los puestos más destacados de este último. Mejor situado que naciones próximas, como Portugal o Italia, pero a gran distancia de otros países europeos, como Países Bajos, Suecia o Reino Unido, y de economías mundiales como Estados Unidos o Japón. 

España muestra importantes problemas en varios factores analizados de estos campos: baja transparencia, calidad de las instituciones y corrupción a nivel de instituciones; en violaciones de privacidad en internet; y en general en innovación, hablando sobre aspectos como actividad emprendedora en etapas iniciales o disponibilidad de capital riesgo. En todos estos puntos, cae a los tramos finales de la clasificación en los países estudiados. ¿El factor relacionado con la economía en el que más destaca? El idioma: el español es la lengua oficial que más hablantes nativos tiene de entre los países estudiados. 

Las capacidades digitales tienen que ver con la capacitación y la formación básica, tanto entre usuarios como en las organizaciones. A nivel de empresa, nuestro país muestra buenos índices de empleo de herramientas como ERP o cloud y, en menor medida, big data. Sin embargo, en general, las tecnologías no tienen gran impacto en los modelos organizativos, y la adopción de este tipo de herramientas está por debajo de la media de la OCDE. 

En un entorno de habilidades de usuario, nuestro país está en la mitad baja de las tablas tanto en habilidades digitales básicas como en calidad general del sistema educativo, habilidades del informe PISA o la expansión de internet en la escuela, situándose en este último epígrafe en la posición 36 de los 39 analizados. Es curioso que España está bien situada a nivel de formación, siendo la 5ª y la 11ª de 39 países en la calidad de las escuelas de negocio y de porcentaje de graduados en TIC. Sin embargo, en empleo en este sector, baja al 28 de 39. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios